Brilla siendo tú

En marzo me encanta la bipolaridad con la que se vive el “Mes de la Mujer”… Hay quienes odian el tema, quienes no quieren que se celebre, quienes quieren que todos las feliciten. Cada cabeza es un mundo.

Lo que yo quiero celebrar en este mes es el ser mamá de dos futuras hermosas mujeres, a las que no quiero enseñarles nada más que su valor como seres humanos, su fortaleza como mujeres y recordarles siempre que el atesorar su naturaleza femenina no las hará nunca menos fuertes, sino todo lo contrario, porque no sé quién puede ser más fuerte que una mujer.

Todo lo que rodea la vida de los niños, ya sean juguetes, programas de televisión, juegos y amigos, todo juega un papel muy importante en lo que los niños aprenden, sin duda.

De lo que estoy convencida es de que niñas y niños deben estar expuestos a todos los estímulos posibles que les abran la mente a diversas posibilidades. Si mis hijas quieren disfrazarse y jugar a las princesas, no significa que se les atrofiará el cerebro y que solo si juegan con cubos y Legos vayan por buen camino para ser ingenieros civiles… Yo jugué toda la vida a ser mamá, hacer comidita, vestir a mis “hijitos” y hoy tengo una licenciatura, una maestría y un currículum profesional del que me siento orgullosa.

Mis hijas a sus cuatro añitos distinguen poco sobre género, pero los estudios que dicen que las niñas desde los 6 años empiezan a pensar que la inteligencia es una cualidad “masculina”, es preocupante. Así que hay que poner manos en el asunto. ¿Cómo? Dándoles a mis hijas y a todas las niñas ejemplos de mujeres inteligentes, fuertes y femeninas… porque una cosa no tiene que estar peleada con la otra.

Quiero que mis hijas tengan el mejor ejemplo de su mamá, de sus abuelas y tías. En la televisión pueden ver personajes, y pueden princesas o guerreras, pero soy yo y las mujeres reales a su alrededor las que vamos a hacer una diferencia en su percepción de lo que significa ser mujeres.

Quiero que mis hijas crezcan para ser lo que ellas quieran ser… y que sepan que siendo ellas, es como más van a brillar.

No te pierdas en marzo los estrenos de Netflix y la selección especial de programas que celebran el privilegio de ser mujer.

#QuieroMexico

En 2014, Reman Investments ofrece a A-001 Taller de Arquitectura la oportunidad de remodelar la fachada de dos edificios, a partir de la creación de un proyecto nunca antes hecho.

Es así como nace Commonwall® una organización que entrelaza la arquitectura, el arte, el marketing y la sociología para hacer intervenciones en la ciudad. La visión de CommonWall® es que los muros de la ciudad se conviertan en un punto de encuentro, no de separación.

Commonwall® se dedica a convertir espacios arquitectónicas en intervenciones urbanas, a través de la arquitectura, los estudios performativos y la sociología, valiéndose de la mercadotecnia para alcanzar un público más amplio.

¿De qué trata el proyecto #QuieroMexico?

portada quiero mex

#QuieroMexico es la primer edición de Commonwall® a través de la cual pretenden “convertir la intención de cambio de los mexicanos, en dos proyectos tangibles: la primer fachada participativa en Latinoamérica compuesta por un mural de hasta 12,500 fotografías de individuos y un centro comunitario cultural en una zona de escasos recursos.”

Estas son las acciones:

  • La construcción de una fachada participativa con fotografías
  • En simultaneo, se construirá una versión digital del mural en internet que se compartirá en redes sociales
  • Una vez terminado el mural, las mejores fotografías e historias se usarán para crear una exposición itinerante que cuente el proyecto de #QuieroMexico y sus participantes en México y el mundo.
  • Edición de un libro y filmación de un cortometraje con el desarrollo del proyecto
  • En su última etapa, parte de los recursos recaudados se usarán para construir un Centro Comunitario Cultural. Como parte de los materiales empleados para su construcción, se utilizarán los mismos paneles de la fachada participativa.Print

Este es un proyecto de participación, colaboración y unión. Tu foto y tu historia podría ser parte de esto. ¿Quieres saber cómo? Entra a la página web de CommonWall o haz de una vez tu donativo en Fondeadora.

Aquí están todos los links!

La fortaleza de la familia

En el mes de mayo que está por terminar, Netflix y el Stream Team tenemos la misión de llevar un mensaje de familia y unión. No hay nada más importante que lo que nuestros hijos reciben de su familia.

¿Qué es una familia?

IMG_5486

Hay tantas respuestas, como seres humanos en el mundo. Hoy en día, la idea de familia es amplia y cada vez más incluyente. Hoy existen las familias homoparentales, monoparentales (de papá o mamá soltera) y también hay otras en que los padres están separados o donde es el hombre el que se queda en casa. A esto hay que sumarle a los hermanos, medios hermanos, hermanastros… también hay quienes viven en una comunidad en la que la familia extendida es parte de la vida diaria: abuelos, tíos, primos… ¡todos participan! Yo creo que al final, lo más importante es que no importa cómo se constituye, sino que genere un sentido de pertenencia, te llene de amor, de apoyo y lo consideres único y muy tuyo.

Hay estudios que muestran la importancia de seis conceptos que son los que fortalecen a las familias y las mantienen unidas. Esto se ha comprobado en 30 países, a pesar de las diferencias culturales y geográficas.

Estos pilares son:

  1. Disfrute de tiempo juntos
  2. Aprecio y afecto
  3. Comunicación positiva
  4. Compromiso
  5. Bienestar espiritual
  6. Manejo de crisis y estrés

Sabiendo cómo tu familia se encuentra en cada uno de estos pilares, puedes trabajar en los que sean más débiles y aprovechar aquellos en los que son fuertes. Lo importante al final del camino es que cada ser humano tenga un soporte emocional de parte de su “clan” y de esa manera, la familia como núcleo fundamental de la sociedad, se fortalezca. Eso, dará como resultado el fortalecimiento de la sociedad entera.

Si quieres saber más de este tema, no dejes de visitar las redes sociales de Early Institiute, un think tank mexicano dedicado al análisis y diseño de propuestas que garanticen el bienestar del menor.

¿Qué nos recomienda Netflix este mes y con el tema de familia?

kidsLa Película de Tigger: Tigger sale a recorrer el bosque de los Mil Acres en busca de los integrantes de su familia; sin embargo, en el camino se encuentra con una auténtica familia de amigos.

Piyanimales: Un perro, un pato, una vaca y un caballo son hermanos y exploran el mundo a través de aventuras imaginarias, acompañados por sus amigos y canciones.
3. Pie Pequeño, en Busca del Valle Encantado: Un pequeño dinosaurio queda huérfano y se une a un grupo de dinosaurios que al igual que él tratan de sobrevivir, encontrando en ellos una familia.
4. Jorge el Curioso: El hombre del sombrero amarillo se hace cargo de Jorge, un mono muy simpático, como si fuera su propio hijo.
5. Charlie y Lola: En esta serie podrás seguir las historias de Charlie y su divertida y encantadora hermana Lola, de solo 4 años.

¿Y para los grandes?

Grace_and_Frankie_2Grace and Frankie es la nueva, divertida y audaz comedia original de Netflix, protagonizada por Jane Fonda, Lily Tomlin, Martin Sheen y Sam Waterston, y es un ejemplo perfecto de cómo hoy las familias más tradicionales pueden cambiar, re acomodarse y mezclarse de las formas más inesperadas. Cuando los maridos de Grace y Frankie las abandonan después de 20 años de matrimonio para estar juntos, estas dos mujeres se deben enfrentar a un cambio muy radical y, por supuesto, inesperado. Sin embargo, encuentran la fórmula de cambiar su perspectiva para superar la situación juntas y con el apoyo de esta nueva y extraña familia y, por sobretodo, con muy buen humor. No te la puedes perder; está disponible desde el pasado 8 de mayo.

¡Este mes la receta queda a cargo mío y de mis ancestros! Estoy trabajando en la mejor de las recetas familiares, para compartirla muy pronto 🙂

Tip de la Semana: Pacífica

Una tarde que mi esposo y yo paseábamos con mis hijas (que aún iban en carriola) por el Parque Lincoln, nos llegó la hora de la comida y nos encontramos muy a la mano con este restaurante, que tenía poco tiempo de haber abierto en Alejandro Dumas.

Desde la llegada y la entrada con una carriola doble, pañalera, bebés y todo el cargamento, la atención fue increíble. El capitán de meseros nos abrió espacio entre las mesas, nos ayudaron a cargar la carriola los dos escalones para llegar al salón y nos asignaron una mesa junto a la ventana, con mucho espacio para que cupiéramos sin problema.

A partir de ese día, Pacífica es mi restaurante favorito.

pacifica2Mis amigos y familia pueden atestiguar que ha habido meses en los que vamos cada fin de semana. Mis hijas ya llegan saludando al personal, que las conoce y las recibe con todas las sonrisas.

¿Qué tiene de especial Pacífica?

pacifica1El servicio. Así como desde el primer día, el servicio es espectacular. Aunque de pronto se nota cuando hay menos meseros, cada uno se desvive siempre por atenderte y estar pendiente de lo que necesites. Hacen recomendaciones, te ayudan a elegir lo que te gustará más del menú y tienen una gran actitud.

pacifica4La comida. Aunque hay platillos para los que no comen mariscos, su nombre lo indica todo: una delicia de variedad de mariscos y pescados, preparados de manera sencilla, pero deliciosa. No recuerdo que haya habido algo que haya ordenado y no me haya gustado… Desde las entradas con una variedad enorme de tacos y tostadas, cocteles, sashimis y sopas, hasta platillos completos de pescados, camarones, calamares o pulpo. Y los postres son IRREALES. Mi menú favorito del mundo: Margachela (margarita de mango con chamoy y cerveza), tostadas de atún, camarones al ajillo y pastel de mousse de plátano con un café.

pacifica3La localización. Nada mejor que un restaurante delicioso y que quede cerca de casa. Además, está cruzando la calle del parque a donde vamos muy seguido con las niñas… ¿qué mejor? Pacífica tiene, además de la sucursal en Polanco, tres sucursales en Monterrey y una en Saltillo.

pacificaEl área de niños. Esto es lo que ha hecho de Pacífica el gran ganador. Por muy buen servicio y deliciosa comida que haya, no puedo volver a un restaurante que no tenga una buena área de niños… ¡y Pacífica tiene dos! Hay un cuarto con juegos y juguetes y hace un par de meses inauguraron un arenero exterior. Con el clima de las tardes llenas de sol, éste es el mejor lugar para los niños. No sólo eso, en los dos espacios hay un par de “nannies” que son la joya de la Corona. Son amables, pacientes, cuidadosas y se quedan con los niños mientras tú comes y desde tu mesa ves a los niños en las pantallas del lugar.

¿Qué más hay que decir? Yo he recomendado el lugar a todo el mundo, lo visito en cada oportunidad que tengo con mi esposo, con mis suegros, mis papás, mis amigos… Si tienes hijos, éste es un gran lugar. Si no los tienes y quieres ir a comer rico y echar un drink, también es el lugar, porque tienen una gran terraza muy cómoda.

Así pues, cuando busques un rico lugar para comer y pasar un buen rato, aquí te dejo los datos:

Pacífica Langosta Bar

Alejandro Dumas 77

Polanco, Miguel Hidalgo

11550 Ciudad de México

Tel. 55 5280 0147

Facebook: PacificaLangostaBar

Twitter: @PacificaMex

Otras sucursales:

  • MONTERREY
    • PACÍFICA SAN JERÓNIMO Mapa(81) 8333 4171
    • PACÍFICA 401 Mapa(81) 8356 9769
    • PACÍFICA LAZARO CARDENAS Mapa(81) 8298 9721
  • SALTILLO
    • PACÍFICA SALTILLOMapa(84) 4432 3898

La Vida profesional después de ser mamá

En cada plática que tengo con mamás de “mi generación” hay la misma pregunta: ¿cómo poder conciliar las necesidades de mis hijos y mi familia, con un trabajo que sea satisfactorio y bien remunerado?

Claramente, no hay muchas respuestas a la mano; por lo menos yo aún no las encuentro.

A un año de mi salida del mundo laboral “formal”, he tenido muchas experiencias fuera de él, explorando las habilidades que tengo y que no había puesto en práctica. Más de 11 años trabajando siempre y teniendo claro lo que debía hacer cada día, teniendo mi agenda, mi cuaderno de pendientes y mi cheque cada quincena, hicieron que yo me instalara en esa “zona cómoda” de la que un 29 de abril me caí.

Desde que nacieron mis hijas, obviamente las prioridades en el trabajo cambiaron. Yo amaba mi trabajo, pero me vivía dividida entre los pendientes de la oficina, los pendientes de mi casa y querer pasar tiempo con las niñas. Pero la zona seguía siendo cómoda, porque la seguridad de un sueldo y de que mis hijas estaban felices y seguras con mi mamá, así lo hacían.

Ahora que han pasado los meses y han venido y se han ido muchas entrevistas, citas, reuniones, propuestas de trabajo formal y freelance, me doy cuenta de que la Zona Cómoda es una ilusión. Es muy, muy difícil equilibrar la vida laboral con la vida de mamá.

Alguna vez lo platiqué con mi esposo: las mujeres nos vemos orilladas a tomar decisiones que los hombres pocas veces tienen que plantearse siquiera. Por favor: esto no es un tema feminista. Es una realidad; en especial en México y los países de Latinoamérica. Es cierto que la situación económica hace que se requieran dos salarios para vivir y dar a los hijos lo que queremos darles, pero también es cierto que quienes tenemos que malabarear las opciones entre el trabajo y los hijos somos las mujeres. Es así hasta por nuestra propia naturaleza, o por lo menos a mi me pasa así, incluso teniendo un gran compañero y apoyo en mi esposo.

En estas decisiones que debemos tomar está el continuar creciendo como profesionales o criar (de manera personal)  a nuestra familia. Las condiciones de trabajo y las expectativas que hay de los cargos gerenciales y directivos en las empresas (que es a lo que yo aspiraría) son incompatibles con la crianza de los niños.

Así que hay que renunciar. O renuncias a estar presente en la crianza diaria de tus hijos, o renuncias a tener un cargo importante en una empresa. ¿Alguien ha pensado en que una Directora de Comunicación pudiera trabajar medio tiempo o desde su casa? No que yo sepa… Y me queda claro que esto ni siquiera es por capacidad (conozco a muchísimas personas que serían mil veces más productivas sin tener que pasar horas en el tráfico, por ejemplo), sino porque estos esquemas de trabajo no se adecuan a lo establecido hace muchos años: hay que estar en una oficina y trabajar hasta las 10 de la noche para demostrar tu “compromiso”.

¿Cuál es la siguiente opción? Trabajos de medios tiempo o freelance. Y hay que renunciar a un salario realmente justo, a prestaciones y remuneraciones atractivas. Porque el medio tiempo se paga por tiempo, no por resultados (aunque yo probablemente podría hacer el doble de lo que haría sentada en una oficina) y el freelance no paga por talento, sino como “externo”. Y entonces vuelves a lo mismo: necesitas trabajar para tener dinero y mantener a la familia; pero para tener suficiente, hay que dejar a la familia a cargo de alguien más.

Conozco una maravillosa mamá con una historia increíble de éxito en su negocio propio y que además comparte su descubrimiento con otras mamás en la misma situación. Un día la voy a entrevistar para contar aquí ese ejemplo. Yo de grande quiero ser como ella. Tengo que quitarme el miedo a emprender y encontrar qué es lo que me dará lo que necesito en tiempo para mis hijas, que son lo más importante, en satisfacción, que es lo que me hará tener éxito y en dinero, que para eso trabajamos todos.

Todavía no encuentro cuál es el camino que sigue la vida profesional después de ser mamá. Hay muchas anécdotas en este camino que ya iré relatando en otros posts. Lo que sé es que lo voy a resolver… ¡si es que antes no me como todas las uñas y me quedo pelona de nervios!

Tip de la Semana: Diverticine

Una de las actividades de este Semana Santa en la que pasamos dos semanas intensas entreteniendo niños, fue Diverticine.

Quiero decir que este es uno de esos lugares del que yo había escuchado hablar, pero que veía lejos de mis planes, por encontrarse muuy lejos de mis rumbos. Pero, felizmente, llega la Semana Santa al DF y se termina el tráfico, así que después del Show de Mariana Mallol y gracias a la recomendación de Paty, la dueña del lugar a través de Facebook, nos lanzamos más allá del Viaducto.

Una maravillosa decisión que nos dejó a todos con un gran sabor de boca (literal).

logo-diverticineComo anuncia su sitio web, Diverticine Café es “un playground donde entre semana puedes traer a tus hijos a jugar, mientras tomas un café, comes rico, platicas con las amigas, o trabajas.” Tiene el espacio exacto, los juegos adecuados para que niños pequeños y grandes lo pasen increíble y un servicio realmente excepcional.

Desde que llegamos nos sorprendió que el edificio por el que llegamos albergara semejante amplitud por dentro. A la llegada nos recibieron con bolsas de palomitas para cada niño, que vienen incluidas en el “cover” y con muchas sonrisas. ¡Teníamos el lugar para nosotros solos!

Mis hijas salieron disparadas a probarse los disfraces y a hacerse el primer pintacaritas de sus vidas. Cuando las vimos transformadas en Mérida y Woody, el corazón se nos llenó de ternura. Mi sobrina se convirtió en hada y mi sobrino en pirata. Todas las hostess estaban pendientes de ellos y de lo que necesitáramos. Incluso las hicimos pasar la prueba de fuego, cuando María José quiso vestirse de Woody y que le pintaran la cara… pues todas sacaron libros de fotos, celulares con internet y encontraron qué diseño le quedaría bien con el disfraz.

Mi mamá y yo estábamos encantadas con el espacio y con la atención de Caro, nuestra mesera. Ella se merece la mayor parte de las ovaciones, porque de verdad hizo que la experiencia fuera extraordinaria. No se le atoraba nada; lo mismo traía refrescos, que ayudaba con el diseño del pintacaritas, que le resolvía dudas a mi sobrino sobre el uso del Playstation. Aplausos, de verdad a su calidad humana, su entrega y su sonrisa.

Pasamos una tarde espectacular entre el juego de escalar y alberca de pelotas, la pista de miniavalanchas, la casita y jueguitos de té y los caballetes para dibujar. Comimos delicioso… mis hijas comieron pizza, mi sobrino empanadas, mi sobrina nuggets y mi mamá y yo ensaladas y lasagna. Aún quiero saber qué aderezo es el que usan ¡porque es una delicia!

En fin, que fue un día memorable y que este gran lugar se convirtió en referencia de las vacaciones. Con decirles que Santiago, regresando de nuestro viaje a Cuernavaca, dijo que él lo que quería ¡era volver a Diverticine!

El lugar funciona entre semana para el público en general y también puedes hacer “mini fiestas”, en las que los invitados conviven con los demás niños. Ya en fin de semana se cierra para hacer fiestas privadas. Sus paquetes hacen que ya no te tengas que preocupar por nada.

También puedes organizar eventos como Baby Shower, Despedidas de soltera o reuniones casuales.

Mi único problema con Diverticine es la distancia que nos separa… pero estoy lista para visitarlo pronto y en cada oportunidad que haya de cruzar la ciudad.

Mil felicidades, Paty, por una maravillosa idea, por una ejecución impecable y un gran, gran equipo de colaboradoras.

Diverticine
Av. Universidad #1195-Bis 2° piso
Esquina con Gabriel Mancera.
Colonia Acacias, México, D.F.
Tel: 5208 1348.
Mail: contacto@diverticine.com

Búscalos en Facebook!

Los “terribles dos”: la Edad Bipolar

Cuando te conviertes en mamá y pasas tus días en una neblina que yo llamo el Día de la Marmota, no crees que este ir y venir de pañales, desvelos y biberones terminará jamás… Pero un día, abres os ojos y te das cuenta de que dormiste 6 horas (casi sin interrupciones) y oyes a lo lejos una vocecilla que te grita desde su cuna: “Mamaaaaaá! Ven por miiiií!”

El tiempo pasa como un suspiro y de pronto te ves en medio de lo que muchos papás hemos escuchado y a lo que le tememos: Los Terribles Dos Años. Como todo en la maternidad, por más que te cuenten y te platiquen lo que va a pasar contigo y tu hijo, nunca estás preparada para el cuento en vivo.

Si, nuevas mamás: los dos años SON terribles.

Los dos años marcan el inicio de una nueva etapa en la que nuestros bebés ya no son bebés, pero tampoco son niños grandes. Ellos descubren su propia independencia, sus nuevas habilidades y capacidades… y quieren ponerlo todo en práctica, muy a pesar de los miedos y angustias de nosotras, sus madres primerizas. Esta es la “primera adolescencia”

¿Te acuerdas cuando tenías trece años y ni tú te aguantabas? ¿Cuando querías jugar a las muñecas y al mismo tiempo sentarte en la mesa de los adultos a platicar? ¿Cuando no encontrabas realmente tu lugar en este mundo? Pues tener dos años es lo mismo, pero sin vocabulario suficiente para expresar lo que les está pasando. Ellos ya no quieren ser tratados como bebés (solo cuando les conviene) pero tampoco tienen las habilidades tan desarrolladas como para dejarlos ir solos por el mundo, así que aquí arranca la lucha entre ellos y nosotros, sus temerosos padres.

IMG_2306Mis hijas tienen 2 años y 7 meses. Desde que apagaron sus velitas de Minion el día que cumplieron dos años, se les activó un chip interno que decía: “ahora somos grandes y poderosas”. Hemos vivido los “terribles dos” al cuadrado, como todo lo demás… y yo he descubierto en este tiempo que esta es, sin más ni más, la Edad Bipolar.

A Maria José sí le gustó el arroz frito... Esa es su señal de "thumbs up"

A Maria José sí le gustó el arroz frito… Esa es su señal de “thumbs up”

Claro que cada una tiene su propia personalidad y su propia forma de expresar esta bipolaridad, pero las dos tiene algo en común: así como pueden pasar del amor y los besos a las peleas y jalones de pelo, pueden reir y llorar en un momento. Así como un día pueden comer la sopita felices de la vida y decir “mmmm… ¡delishioso!”, al día siguiente hacen arcadas y escupen la misma sopita. Y así como el lunes amanecen sonriéndole al mundo, el martes no quieren saludar a nadie.

 

Andrea (el Pato) en Liverpool. Casual.

Andrea (el Pato) en Liverpool. Casual.

Las dos deciden qué se quieren poner… y hay algunas cosas en las que cedo. Como si Andrea decide irse de bata de pato y María José se lleva su disfraz de Mujer Maravilla al super… por mí, estamos bien. ¿Cuándo si no a los dos años de edad puedes hacer eso sin importarte el mundo? Claro que si la decisión es salir sin zapatos y calcetines, tengo que intervenir… y aguantar las lágrimas y gritos, hasta que se distraen con el primer bache de la calle o cualquier cosa similar.

¿Las palabras y frases características en estos meses?

¡NO, MAMÁ! – comodín para cualquier tema en los que ellas consideren que Mamá se está entrometiendo demasiado.

YO SOLITA – útil para subir y bajar las escaleras, lavarse los dientes, quitarse la ropa, abrocharse el cinturón de su sillita alta, comer la sopa…

QUIERO – paletas, galletas, dulces, chocolates, Huevitos Kinder, muñecas, papas, el desayuno, comida o cena de papá y/o mamá, tomarse el café de mamá

NO QUIERO – lo que mamá decide que van a desayunar (y que un día antes comieron sin duda), cortarse las uñas, tomarse la leche, subirse al carrito del super, irse a dormir…

IMG_3359

Y así como hay días difíciles, de berrinches, gritos y llanto, también hay muchos, muchos días de un amor inexplicable que lo llena todo. Así como me he llevado muchos “No, mamá!“, también he recibido miles de besos, abrazos apretados, muchos “baila conmigo“, muchos “te amo, mami” y mucho amorcito en el corazón al verlas platicar y quererse entre ellas.

 

Cada día, como desde el primer día que las tuve en brazos, IMG_3361estoy aprendiendo con ellas. La primera vez que María José me dijo, subida en una resbaladilla de McDonald’s, “vete a comer, mamá!”, me sorprendió, me sacó la lágrima y me hizo darme cuenta que ya no tengo a mis bebés y que yo también tengo que aprender a ser mamá de dos niñas… y soltarlas, poco a poco, para dejarlas crecer, ser independientes y seguras. Ahí estaré, siempre, para que cuando volteen y me necesiten, me tengan cerca.

Manualidades y paletas heladas para las tardes de Abril

Este mes Netflix me mandó un proyecto simple que a los niños les encantará hacer ahora que han vuelto a la escuela y quieran tener una actividad por la tarde.

01Una de las mejores series para niños pequeños en Netflix es Veggitales y ahora tus hijos podrán crear sus propios sellos vegetales con las figuras de Bob y Larry.

Cuando vayas a hacer algún platillo con verduras, guarda algunas para este momento.

MATERIALES
01
Vegetales
Pintura acrílica
Pincel de espuma
Papel
Toallas de papel
Plato desechable
Cuchillo

Paso 1. Mamá o papá cortan los vegetales en diferentes formas y tamaños; córtalos verticales y horizontales, se creativa – te sorprenderás de los hermosos patrones que puedes encontrar.
Paso 2. Pon un poco de pintura en el plato desechable. Sumerge el pincel de espuma en la pintura y extiéndelo sobre la base del vegetal.
Paso 3. Presiona el vegetal con la pintura hacia abajo sobre el papel, hazlo una y otra vez para hacer diferentes formas.

02Para hacer a Larry el Pepino necesitas: (asegúrate que cada parte seque completamente)
Cuerpo: una mitad de calabaza
Ojos: dos cortes horizontales de zanahoria de diferentes tamaños para la parte negra y blanca del ojo.
Nariz: la mitad de un corte de zanahoria.
Diente: un trozo cuadrado de zanahoria

Para hacer a Bob el Tomate necesitas:
Cuerpo: Una rebanada de la parte inferior de una berenjena
Ojos: dos cortes horizontales de zanahoria de diferentes tamaños para la parte negra y blanca del ojo.
Nariz: la mitad de una rebanada de zanahoria
Boca: la mitad de una rebanada de papa
Cabello: un tallo de apio

LA RECETA DEL MES

PALETAS HELADAS DE SMOOTHIE
receta

Para la época de calor, unas paletas heladas de smoothie son una opción sana y divertida, ¡a los niños les encantará! Puedes hacerlas con cualquier smoothie, pero a continuación te damos una idea de uno delicioso, nutritivo y que contiene superfoods.

Ingredientes:
receta 1

Para preparar:
1. Prepara un smoothie en tu procesador o licuadora con las fresas, leche de almendras, miel de agave, hemp, lechuga y extracto natural de vainilla.
2. Sirve el smoothie en vasos pequeños para hacer las paletas.
3. Pinta pequeñas rayas en los abate lenguas simulando una regla.
4. Coloca los abate lenguas dentro de los vasos con smoothie.
5. Congela por 4 horas.
6. Pinta con el plumón comestible los bombones para hacer los ojos. También puedes utilizar pasta de fondant en lugar de bombones.
7. Coloca los ojos de bombón y la nariz de goji berries para cada paleta y congela por 2 horas más.

ddMamás y papás: no se pierdan el trailer de Daredevil, para cuando los pequeñitos se hayan ido a dormir!! Gracias, equipo Netflix por las ideas del mes!

Tip de la semana: Mariana Mallol

MM_logoYa no me acuerdo cuánto tiempo hace que vi por primera vez la publicidad de Mariana Mallol en internet; después recibí grandes comentarios sobre ella en diferentes grupos de mamás en Facebook y por primera vez escuché una de sus canciones (El juego del Sombrero) en un comercial en Discovery Kids.

Parecía que Mariana me seguía por la vida y yo cada vez más moría de ganas de llevar a mis hijas a ver su show. Sigue leyendo

El “Lado A” de las fiestas

Voy a aprovechar que estamos todavía en la primera mitad de enero y que aún falta la Candelaria para terminar oficialmente las “fiestas” para publicar esto que anda en mi cabeza desde diciembre y para lo que no había encontrado un minuto en el que pudiera sentarme y escribirlo (a pesar de que paso cada momento libre escribiendo…)

Yo amo la Navidad. Sin duda es mi época favorita, después de mi cumpleaños. Y ahora que tengo un par de duendecillos conmigo, la disfruto aún más. Este año mis hijas se dieron cuenta mucho más de lo que estaba pasando durante diciembre, ya que las primeras navidades de sus vidas estaban muy pequeñitas para asimilarlo todo.

Pero ahora, después de un Halloween con muchas emociones como el ver las casas y edificios “disfrazados”, de vestirse como “bujita” y “calabaza”, pedir Halloween y cantar “Inchi Araña subió su telaraña” cada vez que pasábamos frente a un portón con una telaraña… mis hijas lamentaron muchísimo cuando despareció la calabaza a la que le rodaban los ojos de la puerta del edificio vecino. Cuando un día en el coche me dijeron: “Mamá, ya se acabó Halloween… Pobre Halloween!”, lo primero que se me ocurrió fue responder: “Ya se acabó Halloween, pero ¿qué viene? ¡Navidad!”

IMG_3956Y dos semanas después (literal a medio noviembre) empezaron a aparecer en las puertas las luces, las esferas, los arbolitos, los muñecos de nieve y Santa Claus. Los gritos de mis hijas eran una joya cada vez que veían un nuevo motivo navideño… Y ni qué decir de cuando vieron su propio árbol en su casa, decorado con los colores de Frozen gracias a la intensidad de sus papás.

Los regalos fueron la cereza del pastel y ya para cuando llegaron los Reyes Magos, María José solo pudo decir: “Es mi cumpleaños!” ¡Me imagino que no se explicaba el por qué de tantos juguetes nuevos..!

Mis hijas hicieron que esta Navidad fuera única, especial, inolvidable y le dieron todo el sentido a lo que llamo el “Lado A” de las fiestas… ¿Cuál es el Lado A?

– Las luces que adornan cada casa; me encanta pensar que todos participamos de un mismo sentimiento al querer llenar de luz nuestros hogares.
– Los catálogos completos de inflables de Costco, formados en las entradas de cada edificio de mi calle.
– El arbolito de mi casa, renovado después de 5 Navidades en las que lució hermoso, combinó con cada pared de mi casa, presumió esferitas de cristal y parecía el árbol de Ferrero Rocher. Esta Navidad lució espectacular con 300 lucecitas blancas, esferas gigantes de color azul, rosa, lila y blanco, copos de nieve plateados y un par de esferas especiales de Kitty que mis hijas colocaron con la concentración de un físico cuántico.
– Los regalos… Es increíble que cada Navidad encontremos algo ideal para cada miembro de la familia. Pero es más increíble que todo pase a segundo plano, con tal de encontrar los regalos ideales para “ellas” y que ningún esfuerzo y ningún “tarjetazo” sobre, cuando las ves abrir las muñecas y los disfraces de Anna y Elsa o subirse a su nuevo Power Wheels de Barbie.
IMG_3617– ¡La comida! Sin fin y como si no hubiera un mañana…
– Las reuniones con la familia
– Las piñatas y la emoción de mis hijas por pegarles, cantar y recoger UN dulce… no más!
– Las voces de mis hijas diciendo “¡Feliz Lavidad, abue!”, “¡Gracias, Santa!” y pidiéndome cantar “villancicos” que ellas coreaban. No hay nada como la imagen de las dos, sentadas en sus sillitas de coche cantando Los peces en el Río y Campana sobre Campana
– Las anécdotas. Como María José viendo el nacimiento en la casa y diciendo que era “su granja” y cantando “el viejo McDonald tenía una granja” mientras bailaba con el buey. O como Andrea mandándole besos al Santa Claus de Paseo Interlomas y gritándole lo que quería de regalos. O haberme sentado con ellas en medio de un pasillo de Liverpool a esperar el Show de los Reyes Magos. Cada minuto de espera valió la pena para verlas bailar con ellos. O mi mamá explicándoles el Nacimiento: “Estos son María, José…” y María José agrega, señalando al Niño: “Y Anea!”

De eso se trata la Navidad. Hasta que eres mamá, te das cuenta.