Moders: Formar para transformar

Las madres de hoy trabajamos para educar a nuestros hijos en un mundo que cambia aceleradamente. Por ello debemos prepararnos cada día más, entender y conectar con esta transformación -no ignorarla- encararla y ajustarnos a la nueva realidad que se construye frente a nosotros día con día.

Moders es un espacio para crecer, pulir y fortalecer nuestro papel como madres que -en pleno siglo XXI-  nos obliga a mantenernos actuales, modernas, conscientes, informadas y en acción.

Así se presenta Moders en su página web. Pero esta iniciativa de Sissi Cancino, madre y periodista, mujer emprendedora que logró reunir a cientos de mamás y papás hace una semana para sacudirnos la conciencia y el corazón, es mucho, mucho más que eso.

Moders

Moders también fue un reencuentro con amigas mamás que nunca se han ido del corazón

Lo primero que encontré yo en Moders fue una mesa periquera, en la que estaba tomándome un café a las 8:30 de la mañana de aquel sábado. Alrededor de esa mesa empezaron a reunirse algunas otras mujeres que cargaban tazas de café y se acercaron a tratar de despertar junto conmigo.

Entonces empezamos a platicar.

¿Desde dónde vienes? ¿Cuántos hijos tienes? ¿Y con quién se quedaron? (Si, todos los hijos se quedaron en casa con sus papás y hasta donde sé, todos sobrevivieron a 5 horas sin sus madres) ¿Cómo te enteraste del evento? ¿Por qué quisiste venir? Había tres mamás de un hijo, algunas con dos (incluyéndome a mi y mis gemelas) y una valiente con TRILLIZAS y un bebé adicional.

moders

Una de las delicias de la maternidad, es poder compartirla con amigas

Todas estábamos ahí porque queremos un mapa, una herramienta, una luz, una vela que nos indique que el camino que estamos tomando en esto de la maternidad es el correcto y que no vamos a echar a perder a nuestros hijos.

Entonces entramos a este hermoso salón y lo llenamos de esperanza, de inquietudes, de miedos, de interés y de amor por nuestros hijos.

Los nombres en la lista de speakers era para morirse: Desde Aline Ross, de Lexia Insight Solutions, a quien tengo el placer de conocer en persona, hasta Martha Debayle, Claudio X. González y Leonardo Kourchenko. Desde grandes ejecutivas como Carla Juan Chelala y Lorena Guillé, hasta un panel de expertos en seguridad en internet, mis maravillosas amigas blogueras Grace, Irene y Pamela, y la increíble Karla Iberia Sanchez. Hubo temas como resiliencia, límites y consecuencias, autorregulación y desahogo por parte de maravillosas terapeutas y maestras.

Hubo muchas risas y conferencistas que nos conmovieron hasta las lágrimas. Lágrimas que ellos mismos compartieron con nosotras. No es de sorprender: la maternidad está llena de estos altibajos.

Tengo que confesar que mi favorita fue la indescriptible Julia Borbolla. Ella nos aventó una realidad durísima: queremos ser supermadres, pero eso no convierte a nuestros hijos en superhéroes.

OUCH.

moders

“Permíteles probar, fracasar y triunfar” Julia Borbolla

No hay manera, por más que lo deseemos, de evitar que nuestros hijos sufran en algún momento. No podemos meterlos en una burbuja, darles todo lo que piden, recoger su tiradero, hacer todo lo que ellos deberían hacer pero que no los dejamos porque “están chiquitos”. No podemos pretender que aprendan a valerse por si mismos, si no los dejamos enfrentar ninguna frustración, si no les decimos “no”, si no los enfrentamos a su realidad.

 “Piensa primero en construir las fortalezas de tus hijos, antes que en proteger su comodidad y sus miedos”. Julia Borbolla.

 

Ser mamá es un reto, una aventura, y un privilegio. Pero sobre todo, es una responsabilidad inmensa, porque tenemos en nuestras manos a los seres humanos que crecerán y manejarán este mundo. Si queremos que sea mejor que el que tenemos ahora, tenemos que hacer de ellos mejores hombres y mujeres. Eso no se logra con iPads y celulares, ni llenándoles la agenda de clases de yoga, guitarra, karate, mindfulness y regularización en matemáticas.

Necesitamos hombres y mujeres llenos de amor, con almas buenas. Eso se logra formando a estos pequeños niños en valores y haciéndolos conscientes de sus privilegios y de sus responsabilidades con sus familias y su país.

Menuda tarea tenemos, papás y mamás.

Gracias, Sissi y gracias a todos los involucrados en Moders por ayudarnos con esta misión. Que sean muchas más las ocasiones en que podamos reunirnos y aprender a ser mejores madres y mejores seres humanos.

Anuncios

Graduaciones

En esta temporada de graduaciones, hay muchas emociones encontradas: las nuevas aventuras, la nostalgia de dejar atrás una etapa… Ya sea el paso a la primaria, a la secundaria, la prepa o la universidad, las graduaciones tienen siempre una energía muy especial.

Hace una semana tuve el honor de ser invitada a la graduación de los pequeñitos de Kinder 3 del Colegio Lomas Hill. Me invitaron a ser oradora y dar un mensaje a los chiquitos y a sus papás.

Mi discurso hizo llorar a algunos asistentes, pero debo confesar que yo también solté las lágrimas al ver y entender lo importante que es este día para esos alumnos y sus familias.

Así que, con el afán de hacer un homenaje a las familias que ahora celebran una graduación de cualquiera de sus miembros, les comparto y dedico el mismo discurso. Espero que les guste.

Muy buenos días.

Antes que nada, muchas gracias a Annette y a Lomas Hill por el honor de invitarme a este evento tan especial, gracias a ustedes papás por permitirme ser parte de este momento y muchas gracias a los graduados por compartirme un ratito de su día.

Quiero empezar por pedirles a los papás y mamás que cierren un momentito los ojos para recordar un día en especial.

Te pido que recuerdes el día, de hace unos 5 o 6 años, cuando llegó a tu casa por primera vez tu hijo. Acuérdate de la sensación que había en casa, de esta nueva energía, de este silencio muy especial que hay cuando un recién nacido está dormido…

Abran sus ojos… Han pasado 5 o 6 años de mucha historia. Han habido muchas primeras veces. La primera vez que cambiaste un pañal en la madrugada, la primera vez que tu bebé se quedó dormido en tus brazos, la primera vez que te sonrió con la mejor sonrisa sin dientes. La primera vez que tuviste que decidir si comías con sueño o dormías con hambre… ¡a eso nos llevan los recién nacidos!

Hubo alguna noche, cuando por primera vez te sentaste en medio de la oscuridad de tu casa y te sentiste una mala mamá o un mal papá… Y llegó por primera vez una sensación abrumadora de responsabilidad al saber que este pequeño ser humano dependía completamente de ti. Por primera vez supiste lo que era el cansancio realmente extremo y reconociste la fortaleza tan increíble que hay dentro de ti.

Acuérdate de la primera vez que se sentó, sus primeros pasos y sus primeras palabras. El primer día que le pusiste un uniforme y lo llevaste a la escuela y lo entregaste a su miss, en medio de lágrimas. El primer día de clases siempre hay lágrimas, ya sea del niño o de sus papás…

graduacionesHan pasado muchos días de clases, de tareas, de levantarse muy temprano para que no los deje el camión de la escuela. Ha habido actividades del Star of the Week, miniolimpiadas y Family Days. Tu hijo y tú han ido construyendo, poco a poco, con cada uno de esos días, el primer escalón que hoy están subiendo juntos. Así como tomabas su manita para acompañar sus primeros pasos, el día de hoy están viviendo un gran logro, tomados de la mano.

Estos pequeñitos han pasado por los primeros años de su vida escolar y hoy celebramos con ellos su primera graduación. Tu hijo y tú están viviendo una nueva primera vez y de todo corazón los felicito a ambos: a los niños por su esfuerzo, su empeño, sus tareas y su disposición y humildad por aprender.

A ustedes, papás, los felicito porque también es un logro de ustedes; yo sé todo lo que significa el haber recibido a un bebecito en casa aquel primer día y criarlo, cuidarlo y formarlo para que 6 años después, sea un niño o una niña grande y se vaya a la primaria.

Y ahora que sus hijos entran a una nueva etapa, también lo hace su familia. Los niños van necesitando diferentes cosas de nosotros conforme van creciendo… Ahora que inician la primaria y que van siendo niños más grandes, nosotros los papás tenemos que crecer con ellos, evolucionar e ir convirtiéndonos en los papás de niños grandes. Los invito a seguir educando en el amor, en los valores, en los límites y la disciplina que cada uno de sus hijos necesita. Esa disciplina y esos límites, establecidos desde el amor y el respeto, son vitales para formar en sus hijos una sana autoestima, una firme confianza en sí mismos y la tranquilidad para ellos de que papá y mamá creen en ellos, los respetan, los cuidan y los respaldan.

graduaciones

Quiero agradecerles el que estén hoy aquí, porque significa que ustedes han decidido dar a este país y a este mundo un ser humano de bien, educado, informado y con valores. Gracias por comprometerse con sus hijos, por regalarles lo más valioso que pueden recibir, que es su educación.

A todos los directivos, maestros y personal de Lomas Hill, gracias por ser y hacer equipo con las familias en la formación de estos pequeñitos. Gracias por cuidar de ellos, por la confianza que nos da el saber que están desarrollando todo su potencial y por el cariño con el que reciben a lo más grande y más valioso que tenemos los papás, que son nuestros hijos.

Papás, los felicito, los admiro y los respeto mucho. Muchísimas felicidades.

Y a los pequeñitos, gracias por su alegría, por enseñarnos todos los días con su inocencia y su sonrisa, por hacer sus tareas, por poner atención en sus clases… Quiero decirles que papá y mamá están muy orgullosos de ustedes y pedirles que cuando termine el evento de hoy me prometan que van a correr a abrazar a sus papás y a darles las gracias por todo lo que han hecho por ustedes desde que eran muy bebés.

Yo les pido que que hoy celebren mucho este éxito que han logrado como familia. Y que sigan así, unidos, de la mano, dando nuevos pasos y subiendo más escalones. Las familias somos el cimiento de la sociedad y hoy más que nunca, necesitamos estar fuertes y llenar de amor los corazones de estos pequeños, para que la nueva generación sea de hombres y mujeres comprensivos, compasivos, generosos y llenos de paz.

Mucha suerte a todos en esta nueva aventura de la primaria; espero que sea una experiencia maravillosa e inolvidable. Todo mi cariño y mis felicitaciones para ustedes… que pasen un día inolvidable y unas felices vacaciones.

Muchas gracias

Te invito a visitarme en Las Netas de la Maternidad | Twitter | Facebook | Instagram | Pinterest

Busca mi libro Las Netas de la Maternidad en Amazon y en librerías en México

ateconqueso: por el amor a los niños y los libros

¿Sabes esa sensación de emoción que da el escuchar sobre un proyecto emocionante, interesante, divertido y sobre todo, lleno de potencial? Así me sentí cuando Adriana me contó sobre ateconqueso.

Irma y Adriana son Licenciadas en Relaciones Internacionales de la UDLA y las dos tienen Maestrías en universidades del extranjero. Las dos son mamás y apasionadas de la lectura.

ate01Así que iniciaron este proyecto maravilloso para llevar el amor por los libros a los más pequeños. ateconqueso ofrece:

  • Una publicación periódica con textos e ilustraciones de artistas mexicanos, guiados por pedagógos y psicólogos, con contenido enfocado al desarrollo integral de niños y niñas entre cero y tres años.
  • Talleres dirigidos a padres, cuidadores, docentes  y personal de instituciones educativas y bibliotecas, para promover eficientemente la lectura en los niños
  • Servicios de consultoría para que escuelas y bibliotecas aprendan a diseñar y/o fortalecer sus programas de promoción de la lectura, la curiosidad y desarrollo de habilidades de lecto-escritura.

Así como se presenta en Fondeadora, ateconqueso es un start-up 100% mexicano que promueve el desarrollo individual, comunitario y social a través de los libros.

ate02Para lograrlo, crean libros que inspiran la curiosidad en bebés, niños y niñas, y forman agentes de desarrollo infantil sobre la importancia de la lectura en la primera infancia.

Pero ¿qué sentido tendría hacer libros para niños y niñas que todavía no saben leer? Definitivamente no hay mejor compañía que un libro y la lectura es un factor determinante en el desarrollo cognitivo, físico y emocional de los niños. ¡Mientras más temprano empiecen, mejor!

El sueño de Irma y Adriana es que todos los niños y niñas en México cuenten con libros pertinentes para su edad y que los adultos a su alrededor comprendan la importancia de los libros para el desarrollo de esos niños.

El modelo de negocio de ateconqueso es uno-a-uno: por cada libro vendido, le dan uno igual a una familia que no tiene acceso a libros infantiles en su casa; por cada taller o consultoría, ofrecen uno igual a un grupo en desventaja, o a una biblioteca o escuela que necesite de sus servicios y no pueda pagarlos.

¿No es una delicia de proyecto? Ahí no termina: tanto el papel como la tinta que se utiliza en ateconqueso 0 a 3 es ecológico, resistente y seguro para los pequeños nuevos lectores. Además, cuentan con una gran página web del proyecto, un blog en el que podrás conocer más sobre las bondades de la lectura, cuentas de Instagram, Twitter y una fanpage de Facebook para seguirlas a diario.

Yo me emocioné al escuchar el proyecto, pero sobre todo, el escuchar la emoción de Adriana al platicarlo… Estas mamás mexicanas merecen todo el apoyo que podamos darles, así que entra a Fondeadora, conoce más y apóyalas.

Las estaré siguiendo en el camino hacia la presentación de su primera publicación… ¡Mucho éxito a todo el equipo de ateconqueso!

ate03

Fotos: ateconqueso

 

Gracias, abue

P1040426Hace casi tres años nos recibiste en tu casa. Detuviste tu vida y tus proyectos, así como se lo habías prometido a Mamá. Todo, para que nosotras estuviéramos protegidas, consentidas, apapachadas y siempre, siempre bien cuidadas.

Aun cuando a Mamá le seguía costando trabajo dejarnos cada mañana, desde entonces y hasta hoy ella sabe que no había un mejor lugar para dejarnos que en tus brazos. Eso hizo que ella pudiera seguir creciendo en su carrera y pudiera seguir trabajando junto con Papá por todo lo que siempre han querido darnos. Gracias a ti y al Abuelo, cada mañana al subir esa escalera cargando huevitos, pañaleras y ojeras, ella tenía la completa tranquilidad de que sus más grandes regalos estaban absolutamente seguros. No hubiera sido así de no ser por ti.

IMG_5899Gracias, abue. Gracias por ser el mejor pilar, la mejor cuna, el mejor de los abrazos. Gracias por tu amor, por tu fortaleza interminable, por tu compromiso inquebrantable, por levantarte cada mañana a recibirnos con una sonrisa en la puerta de tu casa, a pesar y en contra de cualquier dolor de cabeza. Gracias por todo lo que nos enseñaste; porque gracias a tu experiencia y a tu disciplina, hoy somos dos niñas grandes, sanas y tan despiertas.

Gracias por cada pañal que cambiaste, por cada biberón que nos ofreciste, por cada arrullo con que nos dormiste, siempre a tiempo. Gracias por los baños con agua tibia, por cuidar de nuestras siestas y hasta el día de hoy, ser capaz de mandar callar camiones y silbatos en la calle para que no nos molesten. Gracias por tu comida deliciosa, por enseñarnos a comer de todo, por tu paciencia y por enseñarnos a reír a carcajadas. Gracias

por todas tus canciones, por habernos enseñado a recitar La Caperucita, Rin Rin Renacuajo y El Elefante del Circo, como hace años se las enseñaste a Mamá. Gracias por jugar todas las tardes a las muñecas, al Super, al doctor, a los disfraces y a la resbaladilla. Gracias por haber remodelado tu casa y convertirla en un Gymboree hecho y derecho.

Hoy empezamos una nueva etapa en nuestras vidas y llegamos a ella felices, preparadas y en el momento justo… una vez más, gracias a ti. Vamos a extrañar poder llegar en pijama, despeinadas y apenas despiertas para desayunar juntas. Vamos a extrañar que nos bañes y nos vistas. Vamos a extrañar el poder llegar y preguntar si el Abuelo ya despertó. Ahora nos toca ir a vivir nuevas experiencias, hacer muchos amigos, aprender muchas nuevas cosas… pero ¡cuántas de ellas ya sabemos gracias a ti!

Gracias por enseñarnos quién es Mamá Lupita y quién es Diosito… Ahora sabemos que a Ellos debemos dar gracias por nuestros alimentos, por nuestras alegrías y por regalarnos la bendición de tenerlos a ustedes como Abuelos.

IMG_4622Aún ni siquiera lo sabemos, pero ustedes son ejemplo y modelos a seguir siempre.

Abue, ahora que vamos por esta nueva aventura, no queremos soltar tu mano; así como Mamá nunca ha querido hacerlo a pesar de los años. Y es que no hay lugar más reconfortante y tranquilo que a tu lado. Nos toca a todas ser valientes, secarnos las lágrimas y aprender que sin importar en dónde estemos, Abue siempre está con nosotras. Ahora estaremos esperándote en la escuela para que seas la primera en saber cómo nos fue y todo lo que aprendimos, así como fuiste la primera en ver nuestros primeros pasos en el piso de tu casa. Siempre de tu mano.

Gracias, Abue por estar siempre ahí. Gracias por todo el amor que tú y el Abuelo nos regalan. Gracias por habernos cuidado y por seguirnos cuidando hoy. No hay nadie como ustedes.

Desde este primer día, les dedicamos cada esfuerzo, cada nuevo aprendizaje y cada nueva sorpresa con la que nos vayamos maravillando todos los días. Los amamos muchísimo.

niñasGracias, siempre.

Andrea y Maria José.

Miércoles Mudo: Sonrisas

Imagen

IMG_6508

Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto(s) sin escribir nada para explicarla(s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.

¡Feliz Miércoles!

La fortaleza de la familia

En el mes de mayo que está por terminar, Netflix y el Stream Team tenemos la misión de llevar un mensaje de familia y unión. No hay nada más importante que lo que nuestros hijos reciben de su familia.

¿Qué es una familia?

IMG_5486

Hay tantas respuestas, como seres humanos en el mundo. Hoy en día, la idea de familia es amplia y cada vez más incluyente. Hoy existen las familias homoparentales, monoparentales (de papá o mamá soltera) y también hay otras en que los padres están separados o donde es el hombre el que se queda en casa. A esto hay que sumarle a los hermanos, medios hermanos, hermanastros… también hay quienes viven en una comunidad en la que la familia extendida es parte de la vida diaria: abuelos, tíos, primos… ¡todos participan! Yo creo que al final, lo más importante es que no importa cómo se constituye, sino que genere un sentido de pertenencia, te llene de amor, de apoyo y lo consideres único y muy tuyo.

Hay estudios que muestran la importancia de seis conceptos que son los que fortalecen a las familias y las mantienen unidas. Esto se ha comprobado en 30 países, a pesar de las diferencias culturales y geográficas.

Estos pilares son:

  1. Disfrute de tiempo juntos
  2. Aprecio y afecto
  3. Comunicación positiva
  4. Compromiso
  5. Bienestar espiritual
  6. Manejo de crisis y estrés

Sabiendo cómo tu familia se encuentra en cada uno de estos pilares, puedes trabajar en los que sean más débiles y aprovechar aquellos en los que son fuertes. Lo importante al final del camino es que cada ser humano tenga un soporte emocional de parte de su “clan” y de esa manera, la familia como núcleo fundamental de la sociedad, se fortalezca. Eso, dará como resultado el fortalecimiento de la sociedad entera.

Si quieres saber más de este tema, no dejes de visitar las redes sociales de Early Institiute, un think tank mexicano dedicado al análisis y diseño de propuestas que garanticen el bienestar del menor.

¿Qué nos recomienda Netflix este mes y con el tema de familia?

kidsLa Película de Tigger: Tigger sale a recorrer el bosque de los Mil Acres en busca de los integrantes de su familia; sin embargo, en el camino se encuentra con una auténtica familia de amigos.

Piyanimales: Un perro, un pato, una vaca y un caballo son hermanos y exploran el mundo a través de aventuras imaginarias, acompañados por sus amigos y canciones.
3. Pie Pequeño, en Busca del Valle Encantado: Un pequeño dinosaurio queda huérfano y se une a un grupo de dinosaurios que al igual que él tratan de sobrevivir, encontrando en ellos una familia.
4. Jorge el Curioso: El hombre del sombrero amarillo se hace cargo de Jorge, un mono muy simpático, como si fuera su propio hijo.
5. Charlie y Lola: En esta serie podrás seguir las historias de Charlie y su divertida y encantadora hermana Lola, de solo 4 años.

¿Y para los grandes?

Grace_and_Frankie_2Grace and Frankie es la nueva, divertida y audaz comedia original de Netflix, protagonizada por Jane Fonda, Lily Tomlin, Martin Sheen y Sam Waterston, y es un ejemplo perfecto de cómo hoy las familias más tradicionales pueden cambiar, re acomodarse y mezclarse de las formas más inesperadas. Cuando los maridos de Grace y Frankie las abandonan después de 20 años de matrimonio para estar juntos, estas dos mujeres se deben enfrentar a un cambio muy radical y, por supuesto, inesperado. Sin embargo, encuentran la fórmula de cambiar su perspectiva para superar la situación juntas y con el apoyo de esta nueva y extraña familia y, por sobretodo, con muy buen humor. No te la puedes perder; está disponible desde el pasado 8 de mayo.

¡Este mes la receta queda a cargo mío y de mis ancestros! Estoy trabajando en la mejor de las recetas familiares, para compartirla muy pronto 🙂

Las cosas que extraño de antes de ser mamá

Siempre soñé con ser mamá. Desde chiquita y luego al ir creciendo, ese era uno de mis más grandes sueños. Me imaginaba con mi bebé, arrullándolo, cambiándolo de ropita y abrazándolo.

Y entonces llegaron mis hijas y me enseñaron, como siempre digo, que los sueños se hacen realidad. Sólo que uno no sueña con claridad las cosas que no conoce, así que en esas fantasías que yo tenía sobre ser mamá no se incluía el arrullar a un bebé llorando de cólico o cambiar pañales (muy) olorosos… La maternidad real no es fácil, no es idílica y exige un millón de veces más de lo que cualquiera pudiera imaginarse al jugar con sus muñecas.

Ser mamá te llena de una fuerza indescriptible, te reboza el amor por todos lados… ¡y eso es lo que te hace sobrevivir! Porque, siendo sinceras, estás entregándote toda a este nuevo ser al que amas incondicionalmente y para siempre. Pero a veces, toda esta entrega y este vivir para las necesidades del otro puede ser agotador… Es horrible confesarlo, pero sí: hay una parte egoísta de mí que extraña algunas cosillas de cuando yo no era responsable de nadie más que de mí.

Dormir. Yo era una experta en el arte del sueño profundo. En fin de semana, yo podía, sin problema, dormir hasta la una de la tarde. ¿Siete de la mañana? ¡Eso era de madrugada! No solo eso, el sueño era profundo y reparador… porque no tenía los oídos atentos al llanto de nadie.

Comer. Yo disfruto comer; me encanta cocinar y comer rico. Y cuando eres mamá, hay pocas oportunidades para realmente sentarte a comer y disfrutar la comida porque hay cien cosas que te interrumpen, como cuatro manitas y 20 deditos metiendo la mano en tu plato. “Mamá, ¿qué es eso? ¡Quiero!” No importa que sea el mismo huevo con frijoles que recalentaste porque ellas no lo quisieron… si está en tu plato, ahora lo necesitan con urgencia. Otro rasgo egoísta: ¡confieso haber escondido chocolates, papas o dulces que de plano no quiero compartir!

Leer. Ese es uno de mis más grandes gustos y perdí la habilidad cuando me embaracé… mi mente estaba en otra parte. Ahora no hay tiempo, porque ¿quién puede sacar un libro y sentarse a leer con dos torbellinitos rondando por la casa? Y una vez que se duermen, el tiempo es para trabajar y correr a dormir lo más posible (léase inciso uno).

El Orden. Soy tantito freak del orden… Me pone muy mal el tiradero, me incomoda que las cosas estén fuera de lugar. Con un par de niñas en los Terribles Dos, he tenido que hacerme a la idea. Ese chiste de que tener un niño de dos años es que como prender la licuadora sin tapa, es 100% cierto. La casa permanece recogida únicamente durante el tiempo en el que ellas duermen. En cuanto se despiertan, no pasan ni 5 minutos cuando ya hay juguetes tirados, ropa regada y galletas desmoronadas… ¡qué velocidad!

Salir sin necesitar un mes de planeación. No me refiero a salir de fiesta (o bueno, un poco si)… extraño poder simplemente salir al salón de belleza sin tener que pedir (otra vez) de favor a mi mamá que cuide a las niñas. El poder de la decisión imprevista se acaba cuando hay que considerar en dónde pueden quedarse seguras y tranquilas las niñas mientras yo me hago manicure… El resultado: llevo seis meses sin hacerme manicure. Lo mismo pasa con el cine, o una cena con amigos. Lo que extraño es la posibilidad de tomar mis llaves y salir de mi casa sin media hora de preparativos.

Si, este es un post de egoísmo puro… O no, porque al final de cuentas estas son cosas que extraño, precisamente porque he dejado de hacerlas, en beneficio de un “bien mayor”, que son ellas: mis hijas. Llevo 3 años sin dormir de corrido, un año y medio compartiendo mi plato (y me quitaría lo que sea de la boca por dárselos a ellas, sin duda), he leído un solo libro en lo que va del año, he aprendido a relajarme (lo más posible) con el desorden; los planes con amigos deben agendarse con meses de anticipación y mis uñas se quedarán sin manicure un tiempo más. No importa, es por ellas…

Mi mamá dice que hay que aceptar las circunstancias, aunque no las aprobemos. Si, yo acepto que esta es una etapa, que el tiempo vuela y un día pronto podré volver a hacer cosas que antes no hacía. Otras cosas tardarán más, pero llegarán.

Es solo que a veces, hace falta desahogarse y escupirlo, ¿no?

La Vida profesional después de ser mamá

En cada plática que tengo con mamás de “mi generación” hay la misma pregunta: ¿cómo poder conciliar las necesidades de mis hijos y mi familia, con un trabajo que sea satisfactorio y bien remunerado?

Claramente, no hay muchas respuestas a la mano; por lo menos yo aún no las encuentro.

A un año de mi salida del mundo laboral “formal”, he tenido muchas experiencias fuera de él, explorando las habilidades que tengo y que no había puesto en práctica. Más de 11 años trabajando siempre y teniendo claro lo que debía hacer cada día, teniendo mi agenda, mi cuaderno de pendientes y mi cheque cada quincena, hicieron que yo me instalara en esa “zona cómoda” de la que un 29 de abril me caí.

Desde que nacieron mis hijas, obviamente las prioridades en el trabajo cambiaron. Yo amaba mi trabajo, pero me vivía dividida entre los pendientes de la oficina, los pendientes de mi casa y querer pasar tiempo con las niñas. Pero la zona seguía siendo cómoda, porque la seguridad de un sueldo y de que mis hijas estaban felices y seguras con mi mamá, así lo hacían.

Ahora que han pasado los meses y han venido y se han ido muchas entrevistas, citas, reuniones, propuestas de trabajo formal y freelance, me doy cuenta de que la Zona Cómoda es una ilusión. Es muy, muy difícil equilibrar la vida laboral con la vida de mamá.

Alguna vez lo platiqué con mi esposo: las mujeres nos vemos orilladas a tomar decisiones que los hombres pocas veces tienen que plantearse siquiera. Por favor: esto no es un tema feminista. Es una realidad; en especial en México y los países de Latinoamérica. Es cierto que la situación económica hace que se requieran dos salarios para vivir y dar a los hijos lo que queremos darles, pero también es cierto que quienes tenemos que malabarear las opciones entre el trabajo y los hijos somos las mujeres. Es así hasta por nuestra propia naturaleza, o por lo menos a mi me pasa así, incluso teniendo un gran compañero y apoyo en mi esposo.

En estas decisiones que debemos tomar está el continuar creciendo como profesionales o criar (de manera personal)  a nuestra familia. Las condiciones de trabajo y las expectativas que hay de los cargos gerenciales y directivos en las empresas (que es a lo que yo aspiraría) son incompatibles con la crianza de los niños.

Así que hay que renunciar. O renuncias a estar presente en la crianza diaria de tus hijos, o renuncias a tener un cargo importante en una empresa. ¿Alguien ha pensado en que una Directora de Comunicación pudiera trabajar medio tiempo o desde su casa? No que yo sepa… Y me queda claro que esto ni siquiera es por capacidad (conozco a muchísimas personas que serían mil veces más productivas sin tener que pasar horas en el tráfico, por ejemplo), sino porque estos esquemas de trabajo no se adecuan a lo establecido hace muchos años: hay que estar en una oficina y trabajar hasta las 10 de la noche para demostrar tu “compromiso”.

¿Cuál es la siguiente opción? Trabajos de medios tiempo o freelance. Y hay que renunciar a un salario realmente justo, a prestaciones y remuneraciones atractivas. Porque el medio tiempo se paga por tiempo, no por resultados (aunque yo probablemente podría hacer el doble de lo que haría sentada en una oficina) y el freelance no paga por talento, sino como “externo”. Y entonces vuelves a lo mismo: necesitas trabajar para tener dinero y mantener a la familia; pero para tener suficiente, hay que dejar a la familia a cargo de alguien más.

Conozco una maravillosa mamá con una historia increíble de éxito en su negocio propio y que además comparte su descubrimiento con otras mamás en la misma situación. Un día la voy a entrevistar para contar aquí ese ejemplo. Yo de grande quiero ser como ella. Tengo que quitarme el miedo a emprender y encontrar qué es lo que me dará lo que necesito en tiempo para mis hijas, que son lo más importante, en satisfacción, que es lo que me hará tener éxito y en dinero, que para eso trabajamos todos.

Todavía no encuentro cuál es el camino que sigue la vida profesional después de ser mamá. Hay muchas anécdotas en este camino que ya iré relatando en otros posts. Lo que sé es que lo voy a resolver… ¡si es que antes no me como todas las uñas y me quedo pelona de nervios!

Los “terribles dos”: la Edad Bipolar

Cuando te conviertes en mamá y pasas tus días en una neblina que yo llamo el Día de la Marmota, no crees que este ir y venir de pañales, desvelos y biberones terminará jamás… Pero un día, abres os ojos y te das cuenta de que dormiste 6 horas (casi sin interrupciones) y oyes a lo lejos una vocecilla que te grita desde su cuna: “Mamaaaaaá! Ven por miiiií!”

El tiempo pasa como un suspiro y de pronto te ves en medio de lo que muchos papás hemos escuchado y a lo que le tememos: Los Terribles Dos Años. Como todo en la maternidad, por más que te cuenten y te platiquen lo que va a pasar contigo y tu hijo, nunca estás preparada para el cuento en vivo.

Si, nuevas mamás: los dos años SON terribles.

Los dos años marcan el inicio de una nueva etapa en la que nuestros bebés ya no son bebés, pero tampoco son niños grandes. Ellos descubren su propia independencia, sus nuevas habilidades y capacidades… y quieren ponerlo todo en práctica, muy a pesar de los miedos y angustias de nosotras, sus madres primerizas. Esta es la “primera adolescencia”

¿Te acuerdas cuando tenías trece años y ni tú te aguantabas? ¿Cuando querías jugar a las muñecas y al mismo tiempo sentarte en la mesa de los adultos a platicar? ¿Cuando no encontrabas realmente tu lugar en este mundo? Pues tener dos años es lo mismo, pero sin vocabulario suficiente para expresar lo que les está pasando. Ellos ya no quieren ser tratados como bebés (solo cuando les conviene) pero tampoco tienen las habilidades tan desarrolladas como para dejarlos ir solos por el mundo, así que aquí arranca la lucha entre ellos y nosotros, sus temerosos padres.

IMG_2306Mis hijas tienen 2 años y 7 meses. Desde que apagaron sus velitas de Minion el día que cumplieron dos años, se les activó un chip interno que decía: “ahora somos grandes y poderosas”. Hemos vivido los “terribles dos” al cuadrado, como todo lo demás… y yo he descubierto en este tiempo que esta es, sin más ni más, la Edad Bipolar.

A Maria José sí le gustó el arroz frito... Esa es su señal de "thumbs up"

A Maria José sí le gustó el arroz frito… Esa es su señal de “thumbs up”

Claro que cada una tiene su propia personalidad y su propia forma de expresar esta bipolaridad, pero las dos tiene algo en común: así como pueden pasar del amor y los besos a las peleas y jalones de pelo, pueden reir y llorar en un momento. Así como un día pueden comer la sopita felices de la vida y decir “mmmm… ¡delishioso!”, al día siguiente hacen arcadas y escupen la misma sopita. Y así como el lunes amanecen sonriéndole al mundo, el martes no quieren saludar a nadie.

 

Andrea (el Pato) en Liverpool. Casual.

Andrea (el Pato) en Liverpool. Casual.

Las dos deciden qué se quieren poner… y hay algunas cosas en las que cedo. Como si Andrea decide irse de bata de pato y María José se lleva su disfraz de Mujer Maravilla al super… por mí, estamos bien. ¿Cuándo si no a los dos años de edad puedes hacer eso sin importarte el mundo? Claro que si la decisión es salir sin zapatos y calcetines, tengo que intervenir… y aguantar las lágrimas y gritos, hasta que se distraen con el primer bache de la calle o cualquier cosa similar.

¿Las palabras y frases características en estos meses?

¡NO, MAMÁ! – comodín para cualquier tema en los que ellas consideren que Mamá se está entrometiendo demasiado.

YO SOLITA – útil para subir y bajar las escaleras, lavarse los dientes, quitarse la ropa, abrocharse el cinturón de su sillita alta, comer la sopa…

QUIERO – paletas, galletas, dulces, chocolates, Huevitos Kinder, muñecas, papas, el desayuno, comida o cena de papá y/o mamá, tomarse el café de mamá

NO QUIERO – lo que mamá decide que van a desayunar (y que un día antes comieron sin duda), cortarse las uñas, tomarse la leche, subirse al carrito del super, irse a dormir…

IMG_3359

Y así como hay días difíciles, de berrinches, gritos y llanto, también hay muchos, muchos días de un amor inexplicable que lo llena todo. Así como me he llevado muchos “No, mamá!“, también he recibido miles de besos, abrazos apretados, muchos “baila conmigo“, muchos “te amo, mami” y mucho amorcito en el corazón al verlas platicar y quererse entre ellas.

 

Cada día, como desde el primer día que las tuve en brazos, IMG_3361estoy aprendiendo con ellas. La primera vez que María José me dijo, subida en una resbaladilla de McDonald’s, “vete a comer, mamá!”, me sorprendió, me sacó la lágrima y me hizo darme cuenta que ya no tengo a mis bebés y que yo también tengo que aprender a ser mamá de dos niñas… y soltarlas, poco a poco, para dejarlas crecer, ser independientes y seguras. Ahí estaré, siempre, para que cuando volteen y me necesiten, me tengan cerca.

Miércoles Mudo: Futura Rockstar

IMG_6109

“Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.

¡Feliz Miércoles!