Graduaciones

En esta temporada de graduaciones, hay muchas emociones encontradas: las nuevas aventuras, la nostalgia de dejar atrás una etapa… Ya sea el paso a la primaria, a la secundaria, la prepa o la universidad, las graduaciones tienen siempre una energía muy especial.

Hace una semana tuve el honor de ser invitada a la graduación de los pequeñitos de Kinder 3 del Colegio Lomas Hill. Me invitaron a ser oradora y dar un mensaje a los chiquitos y a sus papás.

Mi discurso hizo llorar a algunos asistentes, pero debo confesar que yo también solté las lágrimas al ver y entender lo importante que es este día para esos alumnos y sus familias.

Así que, con el afán de hacer un homenaje a las familias que ahora celebran una graduación de cualquiera de sus miembros, les comparto y dedico el mismo discurso. Espero que les guste.

Muy buenos días.

Antes que nada, muchas gracias a Annette y a Lomas Hill por el honor de invitarme a este evento tan especial, gracias a ustedes papás por permitirme ser parte de este momento y muchas gracias a los graduados por compartirme un ratito de su día.

Quiero empezar por pedirles a los papás y mamás que cierren un momentito los ojos para recordar un día en especial.

Te pido que recuerdes el día, de hace unos 5 o 6 años, cuando llegó a tu casa por primera vez tu hijo. Acuérdate de la sensación que había en casa, de esta nueva energía, de este silencio muy especial que hay cuando un recién nacido está dormido…

Abran sus ojos… Han pasado 5 o 6 años de mucha historia. Han habido muchas primeras veces. La primera vez que cambiaste un pañal en la madrugada, la primera vez que tu bebé se quedó dormido en tus brazos, la primera vez que te sonrió con la mejor sonrisa sin dientes. La primera vez que tuviste que decidir si comías con sueño o dormías con hambre… ¡a eso nos llevan los recién nacidos!

Hubo alguna noche, cuando por primera vez te sentaste en medio de la oscuridad de tu casa y te sentiste una mala mamá o un mal papá… Y llegó por primera vez una sensación abrumadora de responsabilidad al saber que este pequeño ser humano dependía completamente de ti. Por primera vez supiste lo que era el cansancio realmente extremo y reconociste la fortaleza tan increíble que hay dentro de ti.

Acuérdate de la primera vez que se sentó, sus primeros pasos y sus primeras palabras. El primer día que le pusiste un uniforme y lo llevaste a la escuela y lo entregaste a su miss, en medio de lágrimas. El primer día de clases siempre hay lágrimas, ya sea del niño o de sus papás…

graduacionesHan pasado muchos días de clases, de tareas, de levantarse muy temprano para que no los deje el camión de la escuela. Ha habido actividades del Star of the Week, miniolimpiadas y Family Days. Tu hijo y tú han ido construyendo, poco a poco, con cada uno de esos días, el primer escalón que hoy están subiendo juntos. Así como tomabas su manita para acompañar sus primeros pasos, el día de hoy están viviendo un gran logro, tomados de la mano.

Estos pequeñitos han pasado por los primeros años de su vida escolar y hoy celebramos con ellos su primera graduación. Tu hijo y tú están viviendo una nueva primera vez y de todo corazón los felicito a ambos: a los niños por su esfuerzo, su empeño, sus tareas y su disposición y humildad por aprender.

A ustedes, papás, los felicito porque también es un logro de ustedes; yo sé todo lo que significa el haber recibido a un bebecito en casa aquel primer día y criarlo, cuidarlo y formarlo para que 6 años después, sea un niño o una niña grande y se vaya a la primaria.

Y ahora que sus hijos entran a una nueva etapa, también lo hace su familia. Los niños van necesitando diferentes cosas de nosotros conforme van creciendo… Ahora que inician la primaria y que van siendo niños más grandes, nosotros los papás tenemos que crecer con ellos, evolucionar e ir convirtiéndonos en los papás de niños grandes. Los invito a seguir educando en el amor, en los valores, en los límites y la disciplina que cada uno de sus hijos necesita. Esa disciplina y esos límites, establecidos desde el amor y el respeto, son vitales para formar en sus hijos una sana autoestima, una firme confianza en sí mismos y la tranquilidad para ellos de que papá y mamá creen en ellos, los respetan, los cuidan y los respaldan.

graduaciones

Quiero agradecerles el que estén hoy aquí, porque significa que ustedes han decidido dar a este país y a este mundo un ser humano de bien, educado, informado y con valores. Gracias por comprometerse con sus hijos, por regalarles lo más valioso que pueden recibir, que es su educación.

A todos los directivos, maestros y personal de Lomas Hill, gracias por ser y hacer equipo con las familias en la formación de estos pequeñitos. Gracias por cuidar de ellos, por la confianza que nos da el saber que están desarrollando todo su potencial y por el cariño con el que reciben a lo más grande y más valioso que tenemos los papás, que son nuestros hijos.

Papás, los felicito, los admiro y los respeto mucho. Muchísimas felicidades.

Y a los pequeñitos, gracias por su alegría, por enseñarnos todos los días con su inocencia y su sonrisa, por hacer sus tareas, por poner atención en sus clases… Quiero decirles que papá y mamá están muy orgullosos de ustedes y pedirles que cuando termine el evento de hoy me prometan que van a correr a abrazar a sus papás y a darles las gracias por todo lo que han hecho por ustedes desde que eran muy bebés.

Yo les pido que que hoy celebren mucho este éxito que han logrado como familia. Y que sigan así, unidos, de la mano, dando nuevos pasos y subiendo más escalones. Las familias somos el cimiento de la sociedad y hoy más que nunca, necesitamos estar fuertes y llenar de amor los corazones de estos pequeños, para que la nueva generación sea de hombres y mujeres comprensivos, compasivos, generosos y llenos de paz.

Mucha suerte a todos en esta nueva aventura de la primaria; espero que sea una experiencia maravillosa e inolvidable. Todo mi cariño y mis felicitaciones para ustedes… que pasen un día inolvidable y unas felices vacaciones.

Muchas gracias

Te invito a visitarme en Las Netas de la Maternidad | Twitter | Facebook | Instagram | Pinterest

Busca mi libro Las Netas de la Maternidad en Amazon y en librerías en México