Unidad de Terapia entre Amigas

Cada vez que tengo oportunidad de reunirme con mis amigas, ya sea con o sin niños y disfrutar de una comida, desayuno, llamada, intercambio de e-mails y chats, me doy cuenta de lo importante que es poder compartir lo que estoy viviendo en esta etapa de nueva maternidad. Casi todas ellas están en el mismo “mood” que yo y nos identificamos mucho con las historias que cada una cuenta. Estamos viviendo lo mismo, desde diferentes puntos de vista, culturas y antecedentes, lo que hace que veas tu propia experiencia desde otra visión. Me pareció super valioso y enriquecedor.

Las amigas siempre son importantes. En cada etapa de la vida, comparten contigo diferentes experiencias y anécdotas. Pero cuando te conviertes en mamá, las amigas son absolutamente vitales. Ellas son las que te escuchan y te entienden sin tener que darles muchas explicaciones. Son las que te ofrecen un café cuando te ven llegar con ojeras hasta el suelo a la oficina, a las que puedes enseñarles 20 veces el mismo video de tu bebé haciendo burbujas de baba, las que te consuelan cuando lloras porque el bebé amaneció enfermo, con las que puedes desahogarte y contarles cosas que no le confesarías ni a tu piscólogo. Las amigas saben el valor que hay en la frase “ayer dormimos 5 horas seguidas” y la importancia que tiene para ti que el bebé ya cambió de etapa de pañales. Las amigas entienden perfecto que “todos los hombres que son papás, son iguales” y comparten contigo diez mil anécdotas que lo comprueban.

Todo lo que uno puede compartir con las amigas, convierte a este grupo en el mejor grupo de terapia del mundo. Y las hay de varios estilos:

La amiga con hijos contemporáneos. Esta es la amiga con la que compartiste el malestar del embarazo, que te regaló dulces para la náusea y con las que organizabas los baby showers. Su bebé y el tuyo se llevan semanas o meses de diferencia, así que todas las experiencias son comparables. Te da esperanzas cuando su bebé ya duerme toda la noche, porque tal vez el tuyo pronto lo hará. Comparten tips de lactancia, recetas para los cólicos, fotos, videos, anécdotas de  cómo pasaron la noche anterior y quejas sobre lo caros que son los pañales, la fórmula y las vacunas.

Las amigas experimentadas. Yo, por ejemplo, tengo una amiga que es mi Sensei en el tema de los gemelos… Ella ya pasó por la etapa del inicio y sus hijos son ya unos señorones de 6 años. Me cuenta todo lo que ella hizo, compró, pensó y vivió; yo soy una esponja de toda su sabiduría y cuando siento que ya no puedo más, pienso en ella y sé que hay una Luz al final del camino. Estas mamás ya pasaron las primeras pruebas y le ganaron al dragón del primer mundo (disculpen la referencia a Mario Bros de los ochentas), así que pueden compartir su experiencia, sus recetas y remedios. Algunas de ellas, tan valientes, reinician el proceso con un segundo o tercer bebé y comparten tus ojeras, pero con un camino ya recorrido.

Las Gurús de la Maternidad. Generalmente son amigas más grandes o familiares como tus tías y tu mamá. Ellas son las que tienen la Verdad Verdadera sobre el cuidado de los bebés. A ellas recurres cuando necesitas saber por qué a tu angelito le salieron puntitos rojos en el cachete o si deberías darle calabacitas cocidas en papilla o picada. Andan por la vida con una seguridad envidiable y un halo de “todo está bien”; en pocas palabras, son el Nirvana al que aspiramos llegar las mamás primerizas.

Por último, las amigas sin hijos. A ellas les encanta ver fotos de tu bebé, pero son quienes te distraen con temas diferentes a los pañales y las mamilas. Ellas no saben todavía cuál es la mejor pomada para las rozaduras, pero son con quienes puedes ponerte al corriente de lo que pasa en el mundo exterior, te cuentan las películas que no puedes ver en el cine y los libros que no tienes tiempo de leer. En un futuro cercano, cuando se conviertan en mamás, tú serás su “amiga experimentada”.

La Unidad de Terapia con Amigas (U.T.A.) no distingue edad ni nacionalidad; ni siquiera localización geográfica. Estas amigas te apoyan igual en persona que por teléfono, mensajes o tweets y te identificas con sus estados de Facebook o sus posts en blogs. Y como sabemos que ser mamá es absorbente y demandante, nadie en este grupo se ofende si te tardas tres horas o tres días en responder un Whatsapp o si el único que contesta tu celular es el buzón de voz.

Yo me siento honrada en decir que podría hacer una lista interminable de amigas con las que he podido compartir cada momento de esta nueva vida. Hasta eso me han regalado mis hijas: descubrir nuevas amigas y conocer un lado diferente de algunas que solo eran compañeras o socias de trabajo, reunirme con amigas de la infancia con las que ahora comparto experiencias en Facebook, atesorar a quienes siempre han estado conmigo y hasta descubrir nuevas y divertidas “amigas desconocidas” a quienes ya quiero solo con leer sus blogs y tweets.

Gracias a cada una por estar aquí.

Más sobre el especial de San Valentín de otros blogs:


Anuncios

24 pensamientos en “Unidad de Terapia entre Amigas

  1. Wow has tocado el tema de la amistad mientras se es madre de una manera tan pulcra, tan cierta… Que me he identificado al 200% con este post 😊

  2. Pingback: Test: ¿Te quieres a ti misma? – Playmommy

  3. Pingback: No más pretextos: ¡Apps para ligar! |

  4. Pingback: ¡5 ideas para celebrarte a ti misma! |

  5. Pingback: ¿Quién conquista a quién? |

  6. Pingback: Atrévete a ir al V Motel Boutique |

  7. Pingback: Afrodisiacos naturales para febrero y todo el año | America Fernández

  8. Pingback: Sobreviviendo el 14 de febrero |

  9. Pingback: El amor, después del divorcio 

  10. Pingback: La importancia de la amistad | Mamás Rockstars MX

  11. Pingback: Festejar San Valentín... ¿Entre hermanos? | Tips de Madre

  12. Pingback: Tip de la Semana – Baby Twist | La_New

  13. Me encanta, lo que aprende uno con la tribu 2.0 es tan valioso! Me maravilla tener una duda sobre la crianza de los bebés y a los 5 minutos recibir 10 respuestas distintas en Twitter. ¡Es tan enriquecedor! Yo que subestimaba a Twitter como red social por tener solo 140 caracteres…

    Y en Facebook tengo hasta mamás de gemelos de 30 años (y sobrevivieron!), imáginate lo que saben ellas ya, y lo que aprende uno con ellas.

    Mis amigas empiezan ahora a quedarse embarazadas pero yo siempre puedo contar con mis hermanos para resolver dudas. Mi sobrina mayor tiene ya 16 años!

    En cuanto a las amigas sin hijos, en mi caso salieron la mayoría de ellas huyendo. Supongo que mi estilo de vida como mamá no les cuadra mucho en sus planes de fiesta nocturna 🙂 Aunque en realidad, pensándolo bien, quizá nunca fueron amigas de verdad.

    • No hay nada como las amigas, los consejos y el apoyo… Y esas amigas que huyeron, quiero pensar que si son amigas, pero de una etapa distinta… Quédate con lo que te dieron en ese momento… Un día serán mamás y tal vez vuelvan!
      Feliz día de San Valentín y gracias por ser de las nuevas amigas de mi UTA! Un beso 2.0

  14. Tienes toda la razón, ¡Gracias al cielo por las amigas! Me encanta que estés escribiendo con frecuencia 🙂 No lo dejes nunca, Pao. Un abrazo.

Me encantaría conocer tu opinión; deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s