El último post del año

El último post del año tenía que escribirlo así como ha sido este año: en un momento de siesta de mis hijas, esperando que en cualquier momento alguien grite: “mamaaaaaaaá!” desde su cuna y la casa se llene de nuevo de actividad.

2014 marcó mi vida como un año de cambios, de sorpresas y de (¿cómo se dice “hectic craziness” en español?). Ha sido un año maravilloso, sin duda, gracias a la presencia de mis hijas y mi esposo. Pero definitivamente no fue un año fácil.

Comenzó como un año “normal”, con un trabajo que adoraba, con una familia siempre presente y con mucha certeza de “estabilidad”, lo cual para una amante del control que soy, se sentía bien. Pero la vida siempre sabe lo que uno necesita aprender y apenas en el primer cuarto del año vinieron las sacudidas.

Perder  mi trabajo en McDonald’s ha sido una de las experiencias más difíciles que he tenido que vivir. Aprender y tener que aceptar que uno nunca es indispensable es duro y duele… Mi primera frase después de escuchar “tenemos que dejarte ir” fue: “Yo nunca me hubiera ido”. Ese pensamiento marca mi año y a partir de eso es que 2014 se convierte en un maestro. Yo nunca me hubiera ido, pero había muchas cosas que debía hacer fuera de McDonald’s. Yo nunca me hubiera ido, pero ésta, como muchas otras, no era una decisión que estuviera en mis manos. Yo nunca me hubiera ido, pero Dios tiene planes diferentes para mí.

Y así, el 10 de mayo inicié la vida de una mamá a tiempo “completo”… Si no me hubiera ido, no hubiera vivido estos casi 8 meses de apego y presencia constante con mis hijas. Me hubiera perdido de verlas despertar, pasar las mañanas con ellas en pijama, haciéndoles el desayuno, bañándolas, cantando, bailando, llevándolas a pasear un martes a las 11 de la mañana, discutiendo, separando peleas, arrullándolas para la siesta. Esta experiencia que me había perdido desde que las dejé antes de los tres mesecitos de edad para volver a la oficina, me demostró lo espectacularmente inteligentes y tiernas que son, lo rápido que crecen y aprenden, pero sobre todo, lo mucho que las amo. Me demostró que si puedo cuidar de ellas, que soy una buena mamá con todo y mis  errores y mis deficiencias.

2014 me demostró que soy capaz de crear y trabajar en muchas otras cosas además del mundo de las hamburguesas. Me hizo sacar habilidades que tenía guardadas y me reiteró mi amor por la Comunicación. Mi experiencia en Progress TV eliminó mi idea de que “soy malísima hablando a cámara” (gracias, Child, Gonzalo, Jorge y Rosalba por eso). Mi experiencia en Johnson’s Baby me regresó el gusto por la investigación y me devolvió al mundo de “agencia” después de 9 años como “cliente” (gracias, Eri por eso). Por supuesto, mi año en BabyCenter me enseño muchísimo y me hizo ser humilde y aprender de muchos temas para enganchar mejor con la audiencia. Sigo trabajando en eso (y viene fuerte con TRES posts a la semana que publicaré en 2015… Gracias, Isidra y Clarisse por eso). Me regaló la experiencia de conocer en persona a tuiteras y blogueras increíbles y con las que ahora hay muchos proyectos… ¡Gracias, Ana Paola, Susana, Paulina, Isis, las niñas #StreamTeam y un largo etcétera!

Las experiencias difíciles siempre tienen un lado maravilloso y si salir de McDonald’s fue duro, se compensó mil veces con mi nuevo grupo de hermanas elegidas. Siempre digo que mis hijas me regalaron muchas cosas y una de ellas es la amistad de hermosas mamás. Pero nadie como Nayeli, Jessica, Mariví y Daniela. Gracias por ser mi terapia, mis ángeles, mis compañeras de Playdate… Gracias por compartirlo todo, incluso el amor de sus hijos, a quienes llevo en mi corazón para siempre.

Este año se llevó a mi tío Javier, en una sorpresa terrible, pero que nos unió a todos en el recuerdo de muchísimas anécdotas con él y en su casa. Se llevó a mi tía Rita y con ella, la magia de Torreón y los años de infancia de Pepe y Gaby vividos allá.

El 2014 me acercó a mi papá, a quien admiro, respeto y quiero aún más que nunca (si eso es posible). Su compromiso y esfuerzo a la distancia me demuestran que los sacrificios no terminan pero siempre valen la pena cuando haces lo que amas y por quienes amas.

Igual, a lo lejos pero siempre cerca, estuvo mi hermana con su sonrisa, sus palabras, su ternura. Yo creo que nunca sabrá la magnitud de lo importante que es para mí, pero espero poder demostrárselo. Ella me regaló a Sofi, a Santi y este año, un regalo más: Diego y su maravillosa sonrisa. Sus éxitos y el trabajo que pone con Daniel para cumplir sus sueños juntos son ejemplo, sin duda, para todos a su alrededor.

Me acerqué aún más a mi mamá (incluso cuando solo tenemos tiempo de platicar en el estacionamiento, subiendo niñas al coche…) Como siempre, con ella me quedo sin palabras… Mi pilar, mi mejor ejemplo, mi amiga, mi confidente, cómplice y el mejor de todos los abrazos. No hay mejor ángel ni mayor bendición que tenerla en mi vida.

Este año lo termino de la mano de Momo, como desde hace casi 11 años de novios y muchos más de amigos. El matrimonio no es sencillo, pero siempre encontramos la manera de volver a mirarnos a los ojos y encontrar eso que nos enamoró. La Vida nos regala a los Maestros que necesitamos y Momo es, definitivamente, uno de los más importantes. Él me enseña con todo su amor, su ternura, su manera de ver la vida y su forma de hacerme ver cuando estoy mal y también cuando estoy bien y no me doy cuenta. Qué rico caminar este año a su lado.

Hay muchos propósitos para 2015, pero eso será otro post… Hoy queda cerrado un año muy importante, muy grande y del que me quedo una vez más con la lección que vine a aprender en esta Vida: ni puedo ni debo controlarlo todo.

Que fluya 2015 con su energía, sus nuevas experiencias, aventuras, trabajo y bendiciones. Estoy segura que serán muchas.

Anuncios

Me encantaría conocer tu opinión; deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s