¿Hay vida después de McDonald’s?

Yo llegué a McDonald’s el 1 de junio de 2005. Mi primer día de trabajo fue en el campo de golf de Bosque Real, en el Torneo anual de golf de la Fundacíon Infantil Ronald McDonald.

Desde ese día, me conectaron una intravenosa y mis venas se empezaron a llenar de cátsup.

En este tiempo aprendí muchísimo de la industria, de la marca, de los medios y crecí como profesional. A McDonald’s le debo mi experiencia, mis “tablas” y un millón de satisfacciones personales y profesionales. Me permitió vivir emociones increíbles como ver a muchos niñitos recibir sus nuevos aparatos auditivos y escuchar por primera vez. Me regaló la oportunidad de viajar y conocer lugares increíbles como Buenos Aires, Puerto Rico, los cerros en el Norte de México, la Rumorosa… Gracias a McDonald’s descubrí la adrenalina de la Nascar y lloré con las mamás de los niños de las Casas Ronald. Fui una orgullosa embajadora de la marca, vocera y exponente de todo lo bueno que esta marca tiene y hace. No es casualidad que esta sea una de las marcas con mayor valor en el mercado… desde adentro lo sabemos.

Aquí descubrí un gran amor por las redes sociales y su influencia… Conocí maravillosos “tuiteros” como mi equipo de amigos McGourmet. Tuve oportunidad de trabajar con agencias llenas de personas talentosas, creativas y profesionales, quienes además me permitieron conocerlos como los increíbles seres humanos que son. Los voy a extrañar muchísimo.

Aquí hice mi segundo hogar… Mi espacio tan conocido y tan mío. Mil veces entré y salí de este estacionamiento y me quejé de los cafres del Valet Parking; mil veces subí y bajé las escaleras del primero al cuarto piso y me quedé sin aire. Me encanta el aroma del café recién hecho al llegar a la oficina con la luz de la mañana. Todo el mundo llegaba y me cuestionaba por qué estaba “a oscuras” en mi lugar… pero a mi me gustaba la luz de la ventana!

Sobre todo, aquí conocí grandes profesionales y en especial, maravillosos seres humanos. No tengo con qué agradecer el cariño de todos, así como los amigos que hice aquí y que son para siempre. Con ellos celebré 9 cumpleaños, celebré mis aniversarios de novia, llegué corriendo a compartir que me había comprometido… Con ellos bailé en mi boda, les traje souvenirs de mi luna de miel, junto con la tradicional foto afuera de los McDonald’s de Tailandia y Hong Kong. Con ellos lloré muchas veces por muchas razones; sobre todo, lloré de emoción al anunciarles que por fin sería mamá (de DOS bebés!) Con ellos compartí una vida con todas sus alegrías y sus momentos duros. Por ellos es que duele tanto dejar este lugar.

Mi mamá, como siempre, tiene toda la razón al decir que el vacío que deja algo que se va, solo se puede llenar con eso mismo. Así que me llevo los recuerdos, las anécdotas, las risas, los aprendizajes y los muchos, muchos buenos momentos que aquí viví. Me llevo una experiencia profesional increíble, el aprendizaje de mis jefes y el amor por la camiseta… Estos Arcos (no es “M”, son Arcos) me los llevo tatuados y seré siempre su fan #1

Han pasado nueve años. Nunca pensé que llegaría el día de hoy: el último día. Yo no me hubiera ido por mi propio pie. Así que Diosito mandó esta nueva prueba de Vida, de soltar el control y dejarme fluir con todo lo maravilloso que sé que Él tiene preparado para mi. Me voy con la frente en alto y la gran satisfacción del deber cumplido. Y me voy a recibir todo lo bueno que viene.

Si hay vida después de McDonald’s. Inicia mañana, 10 de mayo… y estoy segura de que será una vida llena de bendiciones y alegrías. Es una nueva era que empiezo con más conocimiento, más madurez, más amigos y mucho amor a mi alrededor.

Misión cumplida, McDonald’s. Gracias por todo y hasta siempre.

DSC06442

 

 

Anuncios

9 pensamientos en “¿Hay vida después de McDonald’s?

  1. Pingback: Y aquí estoy, de vuelta… | La_New

  2. No te imaginas como me identifico con todo lo que pusiste, realmente nos cambia la vida cuando dejamos el trabajo y nos quedamos en casa, en mi caso renuncie por estar con mi hija, y no miento, hay días que me da nostalgia, pero al ver la sonrisa de mi bella Isabella de 11 meses me la como a besos y me pasa! A seguir adelante y a dejar nuestro mejor tiempo con lo que de verdad vale la pena.

    Saludos

  3. Poli me encanta como escribes, como logras transmitir todo lo que estás sintiendo… este artículo en particular “me llega”.. te extrañamos mucho.. así como el vacío que dejaste en tu lugar, tan lleno de cosas lindas, las fotos de tus hijas, flores, muñecos,…. así se siente el vació de tu ausencia en los corazones de todos los que te queremos.. Dios te bendiga y acompañe en esta nueva etapa amiga!

  4. Claro que hay vida después de Mc Donald´s, se cierran unos ciclos y se abren otros, en mi caso ya he cerrado algunos ciclos laborales y ahora estoy por empezar otro, un poco diferente a los demás, así que ánimo!!! Abrazos

  5. Hola, Paola !
    Gracias por todos los excelentes momentos compartidos, y se que seguiremos contando, aunque sea desde otro lugar, con esa pasión que sientes por nuestra marca.
    Beso a las niñas, y estamos en contacto.
    Marcelo Rabach

  6. Estimada Paola, acabo de leer tu comentario sobre tu experiencia con McDonald’s. Me pareció una síntesis perfecta de como nos sentimos quienes tenemos este trabajo como parte de nuestra vida. Muchísima suerte, en todo lo que emprendas.

    Sergio Alonso

  7. Alguien hace poco me dijo que cuando uno no se anima a dar el cambio que sabe que necesita, la vida te da un empujoncito o empujonsote, je. Estoy segura de que lo que llegue estará bien pues todo el chiste es dejar ir el pasado y hacer justo lo que escribiste aquí. *le da unfollow a McD* te quiero.

  8. Claro que hay vida después de Mcdonalds, y son dos vidas preciosas llamadas María José y Andrea, en lo que llega otro trabajo disfruta este tiempo con ellas, ánimo! como diría Yuri; siempre vendrán tiempos mejores jejeje de mientras a aprovechar al máximo a tus hijas!

  9. ¿Sabes? No se cierra un círculo, simplemente empiezan otros “arcos”…mañana es 10 DE MAYO CON M Y CON M DE MAMÁ descubrirás otros arcos, otros tiempos hasta que llegue la oportunidad de volver a compartir tanto con otra industria otra marca o volver… Has sido muy afortunada, has aprendido muchísimo y se nota lo gran profesional que eres. Estoy segura que pronto llegará otra forma de que sigas creciendo y encuentres otra camiseta que amar.
    Un abrazo y un besote desmadroso

Me encantaría conocer tu opinión; deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s