“Escuchar su corazón desde adentro”

El 23 de abril publiqué este post en honor a Sofi… Hoy, en su cumpleaños #7, se lo regalo de nuevo y lo vuelvo a compartir, por el puro gusto de que todos sepan que es su cumpleaños, que la amo con todo mi corazón y que le agradezco el haberme abierto la puertas al mundo de los bebés y los niños con su llegada, el 14 de diciembre de 2006.

Mi sobrina de 6 años ha sabido sacarme lágrimas de emoción desde que la sentí moverse por primera vez adentro de la panza de mi hermana.

Es mi primera sobrina, mi primera ahijada y quien fuera dueña de mis quincenas durante un largo tiempo… Llegó a llenar de energía y ternura nuestras vidas con los ojos llenos de sabiduría, la misma cara de su mamá y también el mismo corazón enorme. Camina desde los 10 meses y habla desde siempre; al parecer no le vino un botón de “Mute”.

Es quien vivió como nadie la ilusión de mi boda a los 2 años de edad, porque tendría un vestido largo y desfilaría con una canasta de flores. Al entrar por el pasillo, se volteó a la puerta de la iglesia y muy preocupada preguntó: “Por qué no entra Pao?”

Es una digna hermana mayor, princesa, bailarina, futura primera actriz de la talla de Sara García y Marga López, cantante de regadera (como su tía), modelo, novelista y poco afecta a la comida, pero nunca le dirá que no a un croissant de mantequilla. Es tan honesta y generosa que cuando le regalo las colecciones de la Cajita Feliz, me devuelve los juguetes que tiene repetidos y me dice que esos los puedo compartir con otros niños. Así como me hace llorar de emoción, me hace reír como nadie con sus ocurrencias.

Es quien brincó literalmente de emoción al saber que Pao tendría un bebé y después brincó más alto al saber que serían dos… Y niñas!! “Como yo quería!”, gritaba por toda la casa. Es quien me levantaba la blusa al llegar a casa de mi mamá, para saludar a sus primas, quien recibió a cada invitada del baby shower con un pin de moño y quien se aguantó el corazoncito destrozado de celos porque su Abue ya no estaba con ella sino con las bebés, “dizque ayudando a Pao”, dijo un día un poco enojada.

Le pidió a Santa Claus dos cunas y una carreola doble porque ella también tenía gemelas: las bautizó “Durmiente” y “Chapoteo”. Ahora salimos a pasear con nuestras cuatro bebés y les da de comer y las duerme como yo… Aunque cuando se cansa y las avienta en un rincón me dice muy seria “es que éstas son de juguete, Pao”.

Es una de las mejores niñeras del mundo; me ayuda a cambiar pañales, a bañar, a vestir y a darle de comer a las bebés. Les canta y baila mientras ellas la ven con ojitos de alegría, de admiración y con un amor que solo ellas saben expresar de esa manera en la mirada. Cuando las ve llegar las saluda con todo el amor del mundo e inmediatamente les canta: “Tres pececitos se fueron a nadar…” y mis hijas patalean y gritan de emoción.

Hace una semana, sentadas ella, mi hermana, Andrea y yo, le tomó la manita y le dijo a Andrea: “Te voy a decir una verdad: cuando estabas en la panza de tu mamá, ella era tu casa y tú podías oír su corazón desde adentro.”

Esa es mi maravillosa sabia de 6 años.Imagen

Anuncios

4 pensamientos en ““Escuchar su corazón desde adentro”

  1. Ternurita… Casi me sacas una lágrima al final, aunque casi todo el post estuve sonriendo pensando ¿a quien me recuerda?.
    Las sobrinas son geniales

    • Los sobrinos son quienes nos enseñan a abrir el corazón y a darnos una probada de lo que será amar a un hijo propio… Gracias por tu visita por acá! Un beso!

Me encantaría conocer tu opinión; deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s