La maternidad de la A a la Z – O de Ojos

El ojo es un órgano que detecta la luz, por lo que es la base del sentido de la vista. Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos nerviosos.

El 83 por ciento de los estímulos que nos dan la base para formarnos un criterio sobre una persona entran a través de los ojos.

“Los ojos son el espejo del alma”. Siempre he sido muy fan de los ojos… pero nunca había confirmado esta frase de la manera como lo hice el día que nacieron mis hijas y por primera vez sentí como esos dos seres humanos pequeñitos veían dentro de mi a un minuto de haber nacido.

Mis bebés tienen unos ojos físicamente hermosos: Andrea los tiene almendrados y claros; María José los tiene redondos y oscuros, con las pestañas espectaculares.

En los ojos de mis hijas tengo la bendición de ver cada día su aprendizaje; se nota cuando están observando y aprendiendo algo nuevo. Veo en  sus ojos la maravillosa capacidad de asombro que deberíamos todos aprender de los niños. En sus ojitos se refleja el amor por sus papás, cuando se iluminan de emoción al vernos entrar y cuando nos buscan por el cuarto para vernos fijamente y sonreírnos. En sus ojos se ve su inocencia y su sabiduría combinadas de manera perfecta.

Los ojos de mis bebés se encienden cuando se ven entre ellas y ahora se reconocen como compañeras de vida. Se observan y se comunican sin necesidad de palabras… así de fuerte es el vínculo de su mirada.

Desde que me convertí en mamá he descubierto en mí otra manera de verme; me veo desde los ojos de mi propia mamá. Ahora entiendo su amor por mi, su entrega desmedida, su compromiso sin límites y absolutamente desinteresado. Nadie puede entender a sus padres de la manera como lo hace al tener un hijo y comprender de manera tan profunda lo que se siente el ver un nuevo par de ojos que han nacido de uno mismo.

Me veo también desde los ojos de mis hijas. No hay nada que haya sentido más poderoso e inspirador que la mirada fija de cada una, cuando estamos muy cerquita y nuestros ojos se encuentran y me reconocen como su mamá. Y me veo reflejada en ellas, en lo que yo siento por mi mamá, en lo importante que es para mi y la inmensa y maravillosa influencia que tiene en mi vida. Y veo los ojos de mis bebés y espero que un día me vean así, con la admiración, el respeto y el amor inmenso con el que yo veo a mi mamá.

Mis ojos se han convertido en radares siempre atentos, pero sobre todo, en testigos de dos milagros que han nacido de mi y que ahora ven el mundo desde sus propios ojos.

“La maternidad de la A a la Z” es un carnaval de blog iniciado por Trimadre a los Treinta que consiste en que cada madre participante describa un sentimiento al que ha descubierto un nuevo sentido con la maternidad, o una faceta de su personalidad que desconocía antes de ser madre. El objetivo es crear en red, colaborando unas con otras, un “Diccionario de madres” con el que reírnos, emocionarnos y conocernos un poco más.

Síguelo en Twitter #azdelamaternidad

Si estás interesada en participar, tienes toda la información a tu disposición aquí.

 

Anuncios

13 pensamientos en “La maternidad de la A a la Z – O de Ojos

  1. Pingback: La maternidad de la A a la Z – A de Asombro | La_New

  2. Qué bonito Pao!

    Efectivamente los ojos son el espejo del alma y sólo hay que saber “leerlos” alegría, tristeza, miedo, emoción…

    Tienes unas niñas preciosas! Y me ha encantado cómo lo has contado todo.

    Un besote!

  3. En relación a los ojos debo decir que siempre me ha molado re-descubrir el mundo con los ojos de mi hija. Me alucina ver cómo se emociona y se altera ante las sorpresas que le ofrece la vida.

    Muy buen post y muy buen blog. Me quedaré a echarte una visitilla más!

    Chau!

  4. Que bonita la entrada…yo tambien soy de mirar a los ojos y que me hablen!y lo mejor para saber si lo estamos haciendo bien es vernos a traves de los ojos de nuestros pequeños! Besos

  5. Precioso pao… que ojazos tienen tus princesas… son bellísimos y ellas, ni hablar…

    Yo también amo los ojos de Muriel y me derretí la primera vez que nuestros ojos se cruzaron… y cada vez que me mira… o me grita “MAMÁAAAA” para que vea algo que está haciendo… cuando toma la mamadera y me mira fijo… cuando almorzamos o cenamos y me mira con alegría porque le encantó la comida, cuando se despierta a la mañana y me sonríe… en fin… cada vez que me mira, me emociono…

    Ahora entiendo el apego de mi mamá y amor incondicional como nunca antes! Gracias por esta entrada tocaya… chapeau!

    Besotes gemelos!!!

Me encantaría conocer tu opinión; deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s