“Si, acepto”

Hoy cumplo 4 años de casada… Esto por si mismo es un gran motivo para un post nostálgico, pero además, este año se casan algunos de mis mejores amigos y yo, wedding-planner frustrada que soy, no puedo evitar regodearme en el recuerdo de mis preparativos de boda.

En cada boda se refleja la personalidad de los novios y hay quienes planean y organizan todo en tres meses, hay quienes se involucran más o menos y hay quienes, como yo, intenseamos desde un año antes.

Yo me compré la primera revista de novias exactamente 3 días después de que mi entonces futuro marido me diera el anillo, un 28 de diciembre (y no, no fue broma de Dia de los Inocentes) y desde ese momento me cambié a modo “Bride-To-Be”. Ojo, este si era un momento que esperaba y soñaba desde los tres años, cuando me ponía la sábana de velo y casaba a cuanta muñeca me caía en las manos. Así que ahora era mi momento…

Yo opino que fui una novia intensa pero cordial; sinceramente no creo haber sido una Bridezilla en ningún momento, pero eso habría que preguntárselo al novio y a mis papás… Soy intensa de nacimiento, ¿qué la vamos a hacer? Asi que con mi primera revista en mano, empecé a planear y a organizar.

Hice una carpeta de organización de la que mi hermana se burló siempre, diciendo que era de “Monica Geller”. Para los que no son amantes de la serie de TV Friends, Monica es un personaje de intensidad mayúscula, freak del orden que tiene una carpeta especial para su boda. Dudo que haya sido tan ordenada y útil como la mía, por cierto. Ahí guardé ideas para la decoración, el vestido, el pastel, los vestidos de las madrinas… y conforme avanzaban los planes, ahí guardé presupuestos y facturas. Hoy en día he regalado como 5 carpetas a amigas que se van a casar y todo el mundo aprecia la utilidad de la organización. Si mi visión empresarial no fuera tan miope, ya estaría yo haciendo planes para vender mi Planificador Oficial de Bodas.

Y así inicié, de la mano de mi novio, los planes para el día tan esperado… Debo decir que él fue un novio absolutamente comprometido y atento a los detalles: fue conmigo a ver invitaciones, manteles, sillas, flores, a conocer al Padre y hasta a Expo tu Boda en donde entre un millón de proveedores, encontramos la música para la iglesia y al fotógrafo.

Hicimos juntos la lista de la mesa de regalos y nos divertimos como enanos marcando todo lo que se cruzó en el camino; trabajamos (porque es un trabajo intenso) en el acomodo de las mesas y en la elección de la música.

Mi vestido lo diseñé yo con un dibujo de pena (el dibujo no se me da, pero por supuesto está guardado en la carpeta) y que la modista supo traer a la vida real… Yo nunca uso tacones altos, así que mi decisión, a pesar y en contra de mis amigas y de la modista, fue ir en tenis. Y no esos tenis de novia con plataformas y lazos… Reto a cualquiera a que me describa los zapatos de cualquier novia que hayan conocido. ¿Verdad que no se acuerdan? Eso es porque los zapatos NO SE VEN! Así que yo me compré unos Keds blancos que a la fecha sigo usando y no ha habido novia más cómoda que yo.

Llevé 30 tulipanes naranjas como ramo, además de un ramo de 24 rosas blancas para ofrecer a la Virgen, que también tienen su anécdota: Yo quería ofrecer a la Virgen un ramo de gerberas de colores, porque pensaba en lo alegre que se vería el detalle… Al comentárselo a mi mamá, su comentario fue: “se supone que el ramo de la Virgen sea blanco porque estás ofreciéndole tu pureza.” A lo que, amablemente agregó: “Bueno hijita, la tuya, de alma.” Zaz.

Hubo mil detalles hermosos y especiales: los votos los escribimos nosotros y todos los invitados me dijeron que había sido un momento espectacular. Fue una boda llena de buena vibra, de reencuentros entre amigos y de mucho cariño que sentimos de todos los invitados.

Mi boda la disfruté muchísimo desde un año antes, con cada preparativo, con un calendario en cuenta regresiva que colgué en la cocina de mi casa, con los nervios y la emoción de ir palomeando pendientes en el checklist. La mejor parte fue el haberme casado con mi mejor amigo y a partir de ese día, vivir una gran aventura y muchos retos y experiencias. Es un gran esposo, un papá espectacular y sin duda, me volvería a casar con él mañana mismo.

Admiro mucho a las parejas que tienen la valentía de comprometerse a vivir una vida juntos. El matrimonio no es sencillo porque une a dos seres humanos independientes, con educación, cultura e ideas diferentes y los pone a convivir y a crear un nuevo paradigma propio. Sin embargo, es maravilloso compartir la vida con un compañero, cómplice, amigo y amante que nos complemente y crear con él una familia.

Este post está dedicado con mucho cariño para mis amigos Ara y Alex, Geli y Alfonso, Ana Belén y Alejandro y para Rocío y Mauricio. Incluyo aquí también a @ClaudiaOrnelas y @ElAguarras, amiguitos de Twitter que también darán este gran paso este año. Los quiero mucho, les deseo toda la felicidad del mundo, todo el amor y la ilusión de una nueva vida juntos y sobre todo, que Diosito me permita compartir esa alegría y esa vida con ustedes.

¿Tu recuerdas algunas anécdotas de tu boda? ¡Me encantaría conocerlas! 😉8x10 2 8x10 10x8 3

Anuncios

3 pensamientos en ““Si, acepto”

  1. Pingback: La boda de mis hijas | La_New

  2. Planear Boda es muuuy divertido y estar casado todavía más… yo salí de mi casa (sin la aprobación total de mi madre) a los 25 años y cuando nos hicimos de nuestro patrimonio… depa y auto nos seguimos con la boda ósea que lo hicimos todo al revés :D… igual tiene poquitos días que fue nuestro aniversario; el día de la boda es sin dudarlo un día inolvidable, en mi anterior blog tengo la crónica de ese día… algunos preparativos y por supuesto el viaje de bodas… si gustas pasar estás cordialmente invitada.

    http://bubblescrap.wordpress.com/2009/03/03/y-nos-llovio/
    Lau (@harulau19) (www.peripeciasdemami.wordpress.com)

    • Mil gracias por compartirlo!! Voy para allá!
      Y si, la boda es un momento tan especial e inolvidable porque da inició a una aventura increíble… No es nada fácil este casada, pero vale muchísimo la pena cuando uno ve lo feliz que ha sido en estos años.
      Uuy, el viaje de bodas!! Post aparte con un millón de anécdotas!! 🙂
      Felicidades por tu aniversario y voy a ver el post!

Me encantaría conocer tu opinión; deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s