Son dos

Hoy 4 de febrero, hace un año, recibí una llamada de teléfono que me cambió la vida para siempre… El consultorio de mi doctor tenía los resultados de mis estudios y su asistente solo me dijo: “Es positivo, Paola; muchas felicidades”.

No recuerdo haber llorado mucho en ese momento… Tenía atoradas las lágrimas, los gritos, las mariposas en el estómago y todas las emociones que había acumulado por meses.

Hasta ese momento no había querido hacerme una prueba casera de embarazo, pero ahora necesitaba una muestra física de la noticia… Así que salí corriendo a la farmacia, corrí de regreso a mi casa y por enésima vez leí las instrucciones de la prueba, como si fuera física cuántica. Entonces, después de hacer lo  que todos sabemos que hay que hacer con el palito de la prueba, esperé los 5 minutos. Cuando lo levanté para ver cuántas rayitas se habían marcado, pensé: “Son dos rayitas”. Ahora si tenía la muestra frente a mí.

Pasaron dos semanas para ver al doctor y hacernos el primer ultrasonido. Cuando apareció la imagen en la pantalla, yo no sabía lo que estaba viendo hasta que el doctor dijo: “Son dos”. Y se me fue el aire. Pepe y yo nos volteamos a ver sin palabras y al salir, lo único que me dijo fue “Hay que tener cuidado con lo que se desea, porque si se hace realidad”. Yo siempre dije que me encantaría tener gemelos… y ahí venían en camino!

Unos meses después, cuando por fin podíamos saber qué tendríamos, el técnico del ultrasonido nos dijo “Son dos niñas”. Desde ese día, nuestra frase más repetida ha sido “son dos”. Cuando me preguntaban si ya sabía qué iba a tener, cuando hicimos cotizaciones para las cunas, para la carriola doble, para la ropita, para elegir los nombres. Todo lo hemos venido pensando doble.

El 16 de septiembre a las 15:20 nació Andrea; dos minutos después, nació Maria José. Contuve el aliento dos veces, esperando escuchar a cada una. Me llevaron dos cunitas al cuarto del hospital, dos mini biberones, dos pañales… y al salir nos entregaron dos cuentas. Zaz.

Tenemos dos bambinetos, dos cunas, dos sillitas del coche, dos vacunas cada mes, dos pañaleras y maletas, dos millones de calcetines, biberones, trapitos, baberos, muñecas, sonajas y mordederas. Todo se multiplica por dos, excepto las horas de sueño, que se dividen.

Han pasado 4 meses y medio de ver cómo mis princesas han ido creciendo juntas, como lo hicieron desde mi panza… Siempre juntas, pero tan diferentes, tan especiales y únicas.

Y así como tenemos todo doble, también vimos dos primeras sonrisas y nos reciben dos pares de bracitos al despertar. Recibo dos risas y “pláticas” cada vez que llego de la oficina. Me van a decir “mamá” por primera vez, dos veces! Vamos a ver dos primeros pasos, dos primeros dientes, dos primeros días de escuela, el mismo día y con diferentes puntos de vista…

Lo he dicho muchas veces: Dios vio todo el amor que Pepe y yo teníamos para dar y supo que un bebé no sería suficiente. Por eso nos mandó dos… y todos los días le doy gracias y le pido que me mande también el doble de fuerza, de paciencia y de luz para llevarlas siempre por el mejor camino.

A un año de haber recibido la mejor noticia del mundo, definitivamente no creo que tener dos bebecitas sea un privilegio y una bendición. Son dos.

 

 

Anuncios

6 pensamientos en “Son dos

  1. Dos niñas! que preciosidad 🙂 Mi V tiene ahora también cuatro meses ¡y que ganas tengo ya de que tenga una hermanita! mi cuñada tiene mellizos, y son puro amor, crecen aprendiendo el uno con el otro por momentos, y todo y que el trabajo y los costes también se multiplican, el amor es infinito. Muchas felicidades, un blog precioso 🙂

    • Muchas gracias! Gracias por visitarme por aquí y por compartir esta experiencia. ¿Qué te digo? El trabajo es doble, pero todo lo compensa el amor y las sonrisas que se multiplican por miles 😀
      Un abrazo!!

    • Muchas gracias!! Gracais por visitarme por aquí y por compartir esta terapia grupal…!
      Todo se multiplica, pero el corazón y el amor también, asi que todo vale la pena 🙂
      Un beso y felicidades por baby V!

  2. Pingback: Repaso dominical a la Multiblogosfera (2ª semana de febrero 2013) - Somos Múltiples : Somos Múltiples

    • Es una experiencia increíble… Si, me vuelvo loca, pero no lo cambiaría por nada!! A pesar de lap aranoia doble o_O
      Gracias por visitarme por acá! Abrazos y besos 😉

Me encantaría conocer tu opinión; deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s